domingo 4 de diciembre de 2022

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Recapturado a las dos horas

Detenido con pulsera electrónica se fugó de la Comisaría de Fiambalá

Según se detalló, había escapado por el ventiluz de un baño y rompió el dispositivo. Fue hallado en unos campos.

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE

Mientras esperaba la fecha para responder por un delito contra la integridad sexual, habría incurrido en otro delito y luego intentó fugarse de la Comisaría donde había sido alojado. Sucedió hace unos días, en Fiambalá, Tinogasta.

De acuerdo con información a la que pudo acceder El Ancasti, el sospechoso contaba con una pulsera electrónica, habida cuenta de que se encuentra con prisión preventiva domiciliaria, a la espera del juicio. No obstante, pese a esta medida, intentó raptar a una joven. Por fortuna, la muchacha pudo escapar de esta situación y, de inmediato, puso en conocimiento a las autoridades. El fiscal de la Quinta Circunscripción Judicial, con asiento en Tinogasta, Luis Jorge Barros Risatti ordenó las medidas de rigor. Entre éstas, se dispuso el traslado a la cabecera departamental para la indagatoria. En la oportunidad, fue imputado por el delito de “rapto en grado de tentativa” y se mantuvo en silencio.

Al regresar a la Comisaría de Fiambalá, el acusado habría pedido para ir al baño. Entonces, habría aprovechado la ocasión para fugarse. Según se indicó, habría escapado por el ventiluz del baño, luego de haber roto la pulsera electrónica. Al advertir la fuga, se desplegó un operativo de búsqueda y al cabo de dos horas, en unos campos, habrían capturado al sospechoso. Al día siguiente, el acusado fue trasladado nuevamente a la ciudad de Tinogasta, en el marco de la audiencia de control de detención. El juez de Control de Garantías de Tinogasta confirmó la detención. Por seguridad, se habría dispuesto que el acusado continuara privado de la libertad en la Comisaría de Tinogasta. Con relación a su situación procesal, en los próximos días se llevaría a cabo la audiencia de prisión preventiva.

Los dispositivos electrónicos (pulseras o tobilleras) se utilizan para garantizar el cumplimiento del beneficio de la prisión domiciliaria, otorgado a procesados o condenados por la Justicia. Estos dispositivos poseen un geolocalizador que transmite la ubicación del detenido las 24 horas los 365 días del año. Desde el punto de monitoreo, se puede advertir cualquier irregularidad. Inmediatamente se debe poner en conocimiento a la Justicia.

En Catamarca, en agosto del año pasado, se colocaron estos dispositivos electrónicos. Las primeras pulseras fueron instaladas mediante un oficio judicial en el que se solicitaba la entrega y colocación de los dispositivos, que son monitoreados las 24 horas. Este sistema está compuesto por dos artefactos electrónicos con geolocalizador y comunicador para la víctima y una pulsera o tobillera electrónica con unidad de rastreo satelital para el agresor. Esto permite conocer en tiempo real la ubicación del hombre violento y su localización con respecto a la víctima; controlando de esta manera que se cumplan las restricciones perimetrales establecidas por la Justicia.

Causa pendiente

En 2019, desde la Fiscalía de Tinogasta se había enviado a debate el expediente. Por entonces, debía responder por un delito contra la integridad sexual. Habría interceptado a una joven en la vía pública y a la fuerza la habría llevado otro sitio para ultrajarla. Sin embargo, debido al vencimiento de plazos, se le concedió la prisión preventiva en su domicilio, con una tobillera electrónica. Pese a su situación procesal, habría incurrido en el mismo modus operandi para agredir a otra víctima, días pasados.

Una joven fue interceptada por un sospechoso. A la fuerza, habría intentado llevarla a otro lugar, posiblemente para abusar de ella. Si bien la joven pudo escapar y el sospechoso no habría podido consumar sus propósitos, la denuncia, las primeras investigaciones y algunas coincidencias cerraron el cerco al agresor.

En La Paz

En otro orden, fuentes policiales informaron que el jueves, poco antes de las 18.30, personal de la Subcomisaría de La Guardia, La Paz, cumplimentó un oficio de arresto en averiguación del hecho de un hombre de apellido Murúa (63), ordenado por la Fiscalía de la Sexta Circunscripción Judicial, por el supuesto delito de daños contra la propiedad. Ante esta situación, el sospechoso fue trasladado y alojado en la seccional a disposición de la Justicia interviniente.n

Seguí leyendo
LO QUE SE LEE AHORA
asesinan a un hombre en recreo

Te Puede Interesar