martes 18 de enero de 2022

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Judiciales

Declaran prescripta la causa por el homicidio de Diego Pachao

Había sido elevada a juicio seis años después del hecho. Sigue pendiente la causa contra los policías de la comisaría Séptima.

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
7 de diciembre de 2021 - 00:18

El juez Penal Juvenil, Rodrigo Morabito, declaró la prescripción y el sobreseimiento de los hermanos que estaban sospechados de haberle propinado una golpiza a Diego Pachao, lo que tuvo como consecuencia la muerte del joven de 20 años, el 14 de marzo del 2012.

El fallo emitido ayer por Morabito se produce casi un mes después de que la Cámara Penal N° 2 desglosara el expediente y resolviera que la causa por el "homicidio preterintencional" sea juzgada en ámbito del Fuero Penal Juvenil. Esto sucedía porque uno de los acusados, al momento de los hechos, era menor de edad por lo que operaba como fuero de atracción. El expediente ingresó el 3 de noviembre. Por su parte, la acusación contra los policías debe ventilarse en el Juzgado Correccional N° 2.

Los hermanos de apellido Leiva estaban acusados de haberle pegado patadas en la cabeza a Pachao mientras este estaba tendido en el suelo, producto de una pelea callejera ocurrida en avenida Los Terebintos y Los Ángeles. Más tarde, Pachao fue arrestado junto a un amigo en la comisaría Séptima, en donde no habrían recibido la atención debida por parte de los policías.

Prescripción

El "homicidio preterintencional", según el Código Penal establece una pena de prisión que va de 1 año a 3 años, pero al tratarse de un menor de edad, el hecho debe ser tomado como si fuera en grado de tentativa por lo que la escala penal se reduce el mínimo a un tercio y el máximo a la mitad, por lo tanto, la pena de prisión va de los 8 meses a 1 año y 6 meses.

Las "causales" que interrumpen el curso de la prescripción son: el haber cometido un nuevo delito, el llamado a indagatoria, la requisitoria de acusación, la elevación a juicio y una condena. En el caso de los hermanos esto no ocurrió y fue corroborado por el juez Morabito, ya que solicitó a la División Antecedentes de la Policía un informe para conocer si los acusados habían cometido algún delito.

Luego se analizó la fecha de elevación a juicio (19 de septiembre del 2018), es decir más de seis años y medio después de la indagatoria, por lo que también operaba la prescripción.

Entre la fecha del hecho y la declaración de prescripción transcurrieron nueve años, ocho meses y veinticinco días "sin dejar de señalar los múltiples planteos y los diferentes organismos judiciales que intervinieron en las respectivas etapas procesales, no obstante; el excesivo paso del tiempo no solo que desnaturaliza todo un proceso penal, sino que, a la vez, deslegitima a ese mismo Estado en su faz represiva en razón a que tanto acusados como víctimas–con todo lo que representa, especialmente para estas últimas que claman por una respuesta de la justicia-, tienen el derecho humano inalienable a obtener un pronunciamiento que haga cesar no solo lo más pronto posible, sino también de una vez y para siempre, el estado de incertidumbre y dolor que implica estar sometido a proceso penal", expresó el juez.n

Temas
Seguí leyendo

Te Puede Interesar