domingo 15 de mayo de 2022

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Abusos sexuales eclesiásticos

Consideran "exigua" la pena contra el obispo Zanchetta

Fue condenado a cuatro años y seis meses de prisión y quedó detenido. Había abusado de dos seminaristas.

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
5 de marzo de 2022 - 23:57

La Red de Sobrevivientes de Abusos Sexuales Eclesiásticos cuestionó duramente la condena impuesta contra el exobispo Gustavo Zanchetta en el juicio desarrollado en la provincia de Salta.

En el comunicado, la red "calificó de *repudiable* la exigua condena" impuesta al exobispo de Orán y apuntaron a la Fiscal Penal de Violencia de Género, Soledad Filtrin Cuezo. "Con la pena solicitada por la fiscal, se vuelve totalmente evidente la connivencia judicial/eclesiástica. Para esta Red, la pena impuesta es resultado del acatamiento a las indicaciones del mayor encubridor, el mismísimo Jorge Bergoglio".

"Ayer (por el viernes) fue un día de mucha indignación para les Sobrevivientes. Indignación que nos motiva a seguir luchando por verdad, justicia y urgente separación Iglesia Estado", manifestaron desde la Red.

El exobispo de Orán Gustavo Zanchetta fue condenado el viernes a cuatro años y seis meses de prisión efectiva por abuso sexual continuado agravado contra dos exseminaristas por la Sala II del Tribunal de Juicio de esa ciudad del norte salteño que además ordenó su inmediata detención y traslado a una unidad carcelaria.

En el juicio Zanchetta fue asesorado por dos abogados, uno de Italia y otro de España. El obispo emérito era un hombre de confianza de Jorge Bergoglio, quien en el 2013, a poco de haber elegido como Papa, lo designó como obispo de Orán. Para ese entonces, Zanchetta ya había cometido uno de los hechos. En el 2017 - según precisa Clarín - adujo problemas de salud y Bergoglio lo designó en una función administrativa en la Santa Sede.

Esto sucedió hasta que poco tiempo después salieron a la luz las dos denuncias de los seminaristas y fue apartado del cargo y se abrió un juicio eclesiástico.

Más abusos

Durante el juicio, otros exseminaristas, que declararon como testigos, explicaron que se fueron por las inconductas del obispo y contaron que conocían lo que les hacía a sus compañeros. Pero algunos de ellos también relataron que fueron víctimas de hechos similares y hubo otros que dijeron haber padecido discriminación.

“La mayoría (de los exseminaristas) no están acá, salieron a buscar trabajo. Uno de los denunciantes está en Salta, se las rebusca haciendo changuitas”, explicó la vecina y dijo que otros jóvenes se fueron a otras provincias. Señaló que los exseminaristas estaban en situaciones de “mucha vulnerabilidad” y que “les han truncado sus sueños, su vocación”.

Repudio

El presidente del Instituto Laico de Estudios Contemporáneos de Argentina en Salta, Fernando Climent, calificó la sentencia como vergonzosa. Sin embargo, apuntó contra la Fiscalía que realizó la acusación y determinó la carátula, dijo que "ha tenido un protagonismo paupérrimo" y "ha dejado mucho que desear".

Seguí leyendo

Te Puede Interesar