martes 6 de diciembre de 2022

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
En abril se conocieron los ultrajes

Condena efectiva de tres años y seis meses para un abusador

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE

Un hombre llegó al banquillo de los acusados de la Cámara de Sentencia en lo Criminal de Primera Nominación para responder por varios delitos contra la integridad sexual. Desde abril, cuando se denunció un ultraje, se encuentra privado de la libertad.

Dada la índole del delito y para proteger a la víctima, la audiencia se desarrolló a puertas cerradas. El Tribunal estuvo integrado por los jueces Mauricio Navarro Foressi, Fernando Esteban y Miguel Lozano Gilyam. El Ministerio Público Fiscal estuvo representado por la fiscal Daniela Barrionuevo, quien estuvo acompañada por la asesora de Menores Daniela Faerman Cano. La defensa fue ejercida por el abogado del foro local Fernando Salavarría.

Fuentes consultadas por El Ancasti informaron que en abril de este año en La Paz comenzaron a salir a luz los hechos. Una adolescente contó a su madre el ultraje sufrido y se realizó la denuncia penal correspondiente. El acusado resultó ser una persona allegada a la familia. En el marco de las medidas tomadas por la Fiscalía de la Sexta Circunscripción Judicial, en Cámara Gesell la chica contó que ese no había sido el primer abuso que sufrió por parte de su acusado. Desde 2018 –cuando tenía 11 años- hasta 2020 la había agredido en varias ocasiones.

En debate, el acusado reconoció los hechos y pidió perdón. De acuerdo con su versión, confesó no recordar mucho porque siempre estaba borracho.

Finalmente, en la instancia de alegatos, el Ministerio Público Fiscal mantuvo la acusación por tres hechos de “abuso sexual simple”, el primero “continuado”. La fiscal de Cámara Barrionuevo pidió una pena de cuatro años. La asesora Faerman Cano adhirió a su planteo. En tanto que la defensa, habida cuenta de la confesión de su asistido, solicitó una pena de tres años de prisión en suspenso.

Tras un cuarto intermedio, el Tribunal dio a conocer el veredicto. El acusado fue hallado culpable y, como consecuencia, condenado a la pena de tres años y seis meses de prisión efectiva.

El abuso sexual en la infancia (ASI) es una de las formas de violencia más extremas que suelen sufrir niños, niñas y adolescentes. Los agresores suelen ser personas de su entorno íntimo familiar.

En un gran porcentaje, las víctimas son niñas, de entre siete y 12 años. Por lo general, los ultrajes se prolongaron en el tiempo y fueron descubiertos cuando, ya de adolescentes, perdieron el miedo y se animaron a denunciar.n

Seguí leyendo
LO QUE SE LEE AHORA
investigan el movil del homicidio del ministro juan carlos rojas

Te Puede Interesar