lunes 28 de noviembre de 2022

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Cámara Penal 1

Condena efectiva para ladrón declarado reincidente

El acusado se había apropiado de una batería y luego la devolvió. Deberá pasar un mes en el Servicio Penitenciario.

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE

Un hombre de 35 años llegó a la Cámara de Sentencia en lo Criminal de Primera Nominación para responder por el delito de “robo”. De acuerdo con la investigación, a principios de abril de 2020, alrededor de las 5, el acusado se hizo presente en la esquina de Nieva y Castilla y Marcos Figueroa, en la zona sur de la Capital. Previo a forzar el capó de un automóvil Renault 18, procedió a cortar los cables de conexión de la batería del rodado marca EDMA, modelo FW90BAJA. Luego de apoderarse ilegítimamente de la batería, se dio a la fuga del lugar. A posterior, devolvió el elemento ilegítimamente apropiado.

El debate se realizó de manera unipersonal y estuvo presidido por el juez Mauricio Navarro Foressi. En la oportunidad, el Ministerio Público Fiscal estuvo representado por el fiscal de Instrucción Jonathan Felsztyna. La defensa fue ejercida por el defensor Penal Oficial Nolasco Contreras.

Según se detalló, durante la audiencia salieron a luz distintos antecedentes del acusado. A la vez, se advirtió que creció en pésimas condiciones de vida, circunstancias que no habría mejorado con el correr del tiempo. Desde el banquillo, el imputado confesó el hecho y pidió perdón.

En la instancia de alegatos, se pidió una pena de tres meses y que sea declarado reincidente. Ante esta situación, el cumplimiento de la condena es de manera efectiva. Por su parte, el defensor solicitó el mínimo legal, es decir, un mes. Finalmente, el magistrado declaró al acusado culpable del delito de “robo simple”, lo condenó a un mes de prisión efectiva y lo declaró reincidente por primera vez. No obstante, mantiene la libertad hasta tanto el fallo quede firme.

Antecedente

En diciembre de 2019, el juez Carlos Moreno –también integrante de este Tribunal- había condenado a un joven de 22 años por delitos contra la propiedad. El acusado había admitido tener un consumo problemático desde los 10 años. En aquella ocasión estuvo solo en la sala de audiencias, sin el acompañamiento de su familia. El joven dijo que se inició a los 10 años, cuando comenzó a consumir psicofármacos, marihuana, cocaína y pegamentos. Solo terminó la escuela primaria. Se reconoció adicto.

El magistrado le remarcó que estaba ocupando el banquillo de los acusados por haber robado “cosas sin valor” –como un paquete de cigarrillos y un encendedor-. Dada las imputaciones con las que llegó a debate, Pérez se enfrentaba a una pena que podía ser de cinco años –la mínima- a 40 años como máximo. El juez Moreno le comparó su imputación con la escala penal, prevista para el delito de “homicidio simple”, que contempla una escala de ocho a 25 años.

“La raíz de todo esto es tu condición de adicto. Tenés que comprometerte para salir y tratar de rehabilitarte. Por macanas, podés sufrir una pena como si hubieses matado a una persona”, le advirtió. El juez Moreno lo halló culpable y condenó a cinco años de prisión. Además, ordenó que en el penal realice un tratamiento y, en función de ello, sea alojado en un pabellón bajo resguardo para que no pueda consumir. También resolvió que los Ministerios de Salud y Desarrollo Social arbitren los medios para que su familia se involucre en el tratamiento y participe en su recuperación. Por último, indicó que debe haber un riguroso control de la pena, a fin de lograr que el tratamiento de rehabilitación tenga éxito.

Seguí leyendo
LO QUE SE LEE AHORA
el interno apunalado en el penal no quiso denunciar a los agresores

Te Puede Interesar