jueves 13 de junio de 2024
Tras la absolución de los médicos

Caso Melanie: malestar tras el veredicto y anticipo de casación

La Fiscalía no mantuvo la acusación y cuestionó la investigación por las imprecisiones.

La jornada fue larga en la sala de la Oficina de Gestión de Audiencias (OGA) del Poder Judicial, donde durante siete jornadas se desarrolló el debate para deslindar responsabilidades por la muerte de Melanie Carrazana, una niña de siete años que falleció en 4 de enero de 2021 mientras era trasladada desde el Hospital José Chaín Herrera de Andalgalá a la Capital. Tres médicos, Gabriela Gómez, Alejandra Castro y Marcos Vázquez fueron imputados por “homicidio simple”. Ayer, mientras las partes expresaban sus alegatos, desde dentro de la sala podía escucharse el pedido de justicia por parte de los allegados a Melanie. Se dispuso un dispositivo de seguridad y se cortó el tránsito en la esquina de avenida Colón y Ministro Dulce.

La audiencia estaba fijada para las 8. El primero en tener la palabra fue el fiscal Víctor Figueroa. El representante del Ministerio Público Fiscal relató el hecho y los testimonios que se escucharon durante las jornadas de debate. Remarcó que “los testimonios son abundantes” como las “imprecisiones”. El fiscal Correccional indicó que la Fiscalía Penal de la Segunda Circunscripción Judicial, a cargo la investigación, tuvo algunas omisiones. En la instrucción penal preparatoria –IPP como se conoce en la jerga judicial- se hizo mención a un “traslado tardío”, a la “desidia profesional” y un “obrar culposo”, pero estas cuestiones no fueron precisadas en la determinación del hecho. Finalmente, solicitó la absolución por el beneficio de la duda para las acusadas y la absolución para el médico solicitó que se lo investigue por presunto ejercicio ilegal de la medicina, dado que no estaría debidamente matriculado.

A su turno, alegó la querella, representada por el abogado del foro local Pedro Justiniano Vélez. El querellante disintió en gran medida con el fiscal Correccional. Solo coincidió en la absolución por el beneficio de la duda para el médico acusado. A su criterio, Melanie “no tuvo atención debida por parte de Gómez y Castro”, las otras dos médicas imputadas.

Además, remarcó que hubo una violación de los Derechos del Niño. No sólo se la privó del derecho a la salud; a la vez, “fue discriminada por pobre”.

Para la querella, Gómez no revisó a la niña pero indicó medicamentos. “Omitió controles e interconsulta”, señaló. En tanto que Castro no revisó adecuadamente, sostuvo. La misma médica había preguntado si tenían dinero para realizar análisis de laboratorio de manera particular: “No requirió análisis para ese mismo día. Se trataba de un hospital público, no debía preguntar si tenía dinero".

Para la querella, la mala praxis quedó acreditada porque ambas médicas dieron dos diagnósticos distintos: “Las médicas debieron revisar adecuadamente. Dan dos diagnósticos errados por falta de revisión”. En relación con la causa de muerte, valoró el testimonio del médico que realizó la autopsia. Este profesional observó presencia de bacterias, la causa de muerte. “La bacteria estaba en vida. Si hubiera estado medicada con amoxicilina –penicilina-, el resultado cambiaba. Estuvo sin antibiótico. No se tomaron el trabajo de revisarla. Se acreditó una no adecuada revisión de la niña”, señaló.

Para la querella, el shock séptico se produce por una revisión inadecuada. Por ello habría responsabilidad para ambas. Para Gómez pidió una pena de cuatro años de prisión y para Castro, cuatro años y seis meses y para las dos acusadas, la inhabilitación para ejercer la profesión durante 10 años.

Defensas

Tras los alegatos de la Fiscalía y de la querella fue el turno de las defensas. El defensor Fernando Contreras Del Pino, representante de las dos médicas acusadas, destacó que el Ministerio Público Fiscal fue objetivo. “Se necesita un total estado de certeza”, aclaró. A criterio del defensor, hubo atención médica y se indicó medicación. “No se puede afirmar mala praxis. Sin lugar a dudas, se trató de un hecho fortuito".

El defensor solicitó la absolución lisa y llana para ambas acusadas. Al mismo tiempo, el abogado de la defensa dio el pésame en nombre de sus asistidas. El padre de Melanie, quien estuvo presente en la sala junto con su pareja, la madre de la niña, no tomó a bien esta actitud. Hubo un momento de tensión. Por último, el abogado solicitó que se mantenga la restricción de acercamiento hacia sus asistidas.

La defensora Barrientos indicó que la determinación del hecho carece de lógica. “No se pudo determinar acción u omisión para tipificar ‘homicidio culposo’, infundado e impreciso. El Ministerio Público Fiscal no mantuvo la acusación y la querella tampoco. No hay una conducta reprochable”, sostuvo y pidió la absolución para su asistido.

La voz de los acusados

Finalizados los alegatos, los acusados hicieron uso de su derecho a expresar su última palabra. “Siempre tuve la plena seguridad de que hice todo lo que tenía que hacer. Fue muy humillante lo que tuvimos que pasar. No sólo nosotros sino también nuestras familias. Este dolor y trance sirvió como experiencia. Los peritos avalaron todo lo que hemos hecho. Hoy tengo la plena seguridad de que soy inocente y puedo estar en paz”, expresó Castro.

Luego tuvo la palabra Gómez. “Para mí este juicio se convirtió en uno de los mejores recuerdos porque se limpió mi nombre. Siempre estuve plenamente segura de mi acto médico, de mi profesión. Soy una persona estudiosa; tengo muchísimos pacientes que me avalan. Nunca me vi afectada; me desempeño en mi consultorio. Tenemos familia, tenemos sentimientos y tenemos hijos. Somos inocentes y siempre estuve segura de mi acto médico. Hubo siete médicos, de distintas provincias y especialidades. Siempre confié en Dios y en la Justicia”, aseguró.

“Lamenté desde el primer día lo sucedido. Nunca fue con mala intención. Soy inocente”, dijo Vázquez.

Epílogo

Alrededor de las 13.45 se habilitó hora. El juez Javier Herrera dio a conocer el veredicto. Absolvió a Vázquez; Castro y Gómez también fueron absueltas pero por el beneficio de la duda.

“Cómo se tapan las cosas… Los medios estuvieron desde el primer día. Saben todos los testimonios y declaraciones que hubo. A último momento se dio vuelta el fiscal. Todo se paga en vida. La mala praxis estuvo; la mala atención estuvo, el descuido estuvo. Vamos a ir a casación”, adelantó el papá de Melanie.

"Le daban té de yuyos"

En horas de la tarde, la médica Gómez, a través de su perfil de Facebook, posteó una carta abierta a la comunidad. Manifestó su satisfacción por el veredicto. Remarcó que durante el debate se escuchó a los padres de Melanie. “Aceptaron públicamente que no llevaban a su niña a controles, le daban a beber té de yuyos y asistían a curanderos”, indicó.

“Si la conciencia no los deja vivir, nadie puede hacer nada por ello. Sin embargo, yo sí tengo una vida por la que seguir adelante, es por eso que ambos progenitores fueron demandados con testigos y cámaras cada vez que amenazaron con atentar contra la vida de mis hijos y mía, por ende tienen las restricciones pertinentes impuestas por la justicia y existe una causa de violencia de género al respecto”, aseguró.

La médica indicó en el posteo que “hay en la causa 3 pericias realizadas por los órganos forenses de la justicia de Catamarca, Salta y Córdoba, además de los propios relatos de los padres de la niña y testigos. Se determinó que no hubo mala praxis”. Por ello, aseguró que siempre tuvieron “la conciencia tranquila”. “Sabíamos que era cuestión de esperar, sin andar en actitud de matón detrás de fiscales y jueces. ¿Qué más quieren? Por lo que se llama cargo de conciencia o culpa no se calla con nada. Al que tenga una duda que vea los expedientes y videos del juicio más claro no se puede ser”, expresó.

Conocido el veredicto, la médica dejó en claro que luego de “pasar este injusto momento, con todo el orgullo de mi profesión y mi persona, con la frente en alto, cargada de amor, vuelvo”, con su familia. “La verdad siempre llega”, concluyó.

Seguí leyendo

Te Puede Interesar