viernes 17 de mayo de 2024
Imputados por "homicidio culposo agravado"

Caso Melanie Carrazana: los tres médicos se mantuvieron en silencio

El Ministerio Público Fiscal solicitó como testigos médicos a los peritos de Córdoba. La defensa pidió un consultor médico. Hoy declararían los padres de la niña.

En el ámbito del Juzgado Correccional de Tercera Nominación se dio inicio al debate por la presunta mala praxis que habría causado la muerte de Melanie Ana Victoria Carrazana, una niña de siete años, en Andalgalá. Los médicos Gabriela Gómez, Olga Alejandra Castro y Marcos Vázquez comparten el banquillo de los acusados. Fueron imputados por “homicidio culposo agravado”.

Luego de leerse la requisitoria, los médicos optaron por no declarar. Por secretaría, se leyó lo que oportunamente habían declarado durante la investigación. Gómez había declarado que el 29 de diciembre de 2020 se encontraba de guardia en el Hospital José Chaín Herrera. Admitió haber atendido a Melanie; recordó que la niña tenía manchas que le picaban. Le preguntó a la madre qué pudo haber causado esa situación y le respondió que había comido muchos chizitos. La médica realizó algunas indicaciones. “No tengo responsabilidad médica ni por negligencia ni por mala praxis”, había asegurado en la etapa de investigación.

Luego, se leyó lo declarado por Castro durante la instrucción. Relató que el 30 de diciembre de 2020 se encontraba de guardia activa. Recordó que la madre de Melanie se presentó con la niña y le comentó que el día anterior había ido a la guardia por una reacción alérgica. Observó una buena evolución, indicó medicación y le comentó que las reacciones alérgicas no se curan de un día para el otro.

El 3 de enero de 2021, Castro se encontraba de guardia pasiva. La llamaron y al llegar, vio que la niña tenía manchas moradas y rojas en algunas partes del cuerpo. Ante esta situación, dispuso el traslado de Melanie al Hospital Interzonal de Niños Eva Perón (HINEP), centro asistencial de referencia en la provincia. La niña fue derivada desde Andalgalá con una enfermera.

Por último, se leyó la declaración de Vázquez. Se encontraba de guardia el 30 de diciembre de 2020. Teniéndose en cuenta el contexto de pandemia por coronavirus COVID-19, había tomado medidas en consecuencia.

Informe

Tras la lectura de la declaración de los acusados durante la investigación, se leyó el informe forense realizado en la provincia de Córdoba. Se indicó que la causa de muerte podría ser un “posible shock séptico”. De acuerdo con las conclusiones médicas legales, “no se puede precisar origen de la sepsis”. Se registró un descenso marcado de plaquetas. Dado ese cuadro de septicemia, se ameritaba el traslado.

El fiscal Correccional Víctor Figueroa solicitó que se cite en calidad de testigos a los nuevos peritos que realizaron el informe. La querella, representada por el abogado del foro local Pedro Justiniano Vélez, adhirió. En tanto que la defensa, a cargo de los abogados Silvia Barrientos, en representación de Vázquez, y Fernando Contreras Del Pino, por Gómez y Castro, solicitaron un consultor médico para que los asista en una correcta interpretación de términos médicos. El juez Correccional Javier Herrera hizo lugar a lo solicitado por las partes.

Luego, se pasó a un cuarto intermedio. Para esta primera audiencia también se tenía previsto tomar testimonio a los padres de Melanie, Dayana Gordillo y Walter Carrazana. Sin embargo, la madre de la niña se descompensó y se debió llamar al SAME para su atención. Como no se encontraba en condiciones, el juez Herrera pasó a un cuarto intermedio. La audiencia se reanuda hoy.

Expediente

Melanie era una niña de 7 años que había sido atendida en el Hospital José Chaín Herrera de Andalgalá y murió el 4 de enero de 2021. La niña falleció antes de llegar al Hospital de Niños Eva Perón.

De acuerdo con los primeros testimonios, días antes de su deceso, sus padres la llevaron por primera vez al nosocomio andalgalense. Su cuadro no mejoró y se dispuso que sea derivada a la Capital. Murió cuando era trasladada en ambulancia. Señalaron que en el mediodía del 3 de enero, la nena comenzó a sentir un fuerte dolor de cabeza y fiebre. Si bien la mamá le dio un Ibuprofeno, el cuadro no cesaba por lo que decidió llevarla al hospital. En el trayecto comenzó con vómitos y luego falleció.

Ambos padres cuestionaron por qué no le realizaron los análisis en el momento, cuando la niña fue al hospital pasado el mediodía. También mencionaron que su hija fue llevada en una ambulancia sin un médico. Solamente la acompañaba una enfermera y la madre. Indicaron que con el cuadro que presentaba la nena, la ambulancia solo tenía oxígeno y no tenía los aparatos de primeros auxilios.

Seguí leyendo

Te Puede Interesar