miércoles 1 de febrero de 2023

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Velada inolvidable

Ballet Municipal brilló con su espectáculo en el Teatro Catamarca

El grupo presentó "Argentina Nuestra" y tuvo un cierre de lujo, el ballet fue ovacionado por los presentes.

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE

En una nueva velada para celebrar los 70 años del Cine Teatro Catamarca, la noche del jueves 24 de noviembre el Ballet Folklórico Estable Municipal presentó “Argentina Nuestra”, un espectáculo integral que recorrió a través de la danza la conformación de nuestra nación.

En el espectáculo estuvo presente la secretaria de Gestión Cultural del Ministerio de Cultura, Turismo y Deporte, Daiana Roldán, y contó con el acompañamiento de gran cantidad de público.

Veinticuatro bailarines y bailarinas en escena -bajo la dirección de Víctor Aybar, la asistencia de Magalí Tolaba Beltrán y el aporte coreográfico de grandes maestros de la danza como Silvia Zerbini y José Aballay- representaron con gran destreza el sentir, la lucha y el danzar de los diversos grupos de inmigrantes que llegaron al país y que fueron los precursores de nuestra nación.

La puesta se inició con danzas catamarqueñas donde no faltó nuestro himno cultural Paisajes de Catamarca, y la alusión al poncho y a la Virgen del Valle. Más tarde realizaron un reconocimiento al coya, con sus atuendos, ritos y danzas características y su homenaje a la Pachamama. Mucho color y alegría que tuvo su punto máximo en un carnavalito que el público acompañó con palmas.

Otro momento de gran emoción fue la interpretación de Zamba para olvidar, a cargo de los bailarines José Aballay y Agustín Agüero, que fue ovacionada por los presentes.

La función continuó con el candombe de los negros, las danzas de saló y los bailes argentinos más tradicionales, interpretados por bailarines de excelencia, con magníficos vestuarios y un gran despliegue escénico digno de destacar.

El broche de oro fue el malambo donde los bailarines efectuaron diversas mudanzas y pusieron de manifiesto sus destrezas gauchescas. n

Seguí leyendo

Te Puede Interesar