sábado 28 de mayo de 2022

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Dos años del crimen

Báez Sosa: "Para nosotros es como el primer día"

La causa tiene como imputados a ocho jugadores de rugby. El juicio será en enero de 2023.

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
19 de enero de 2022 - 02:05

A dos años de aquella noche cuando una patota de rugbiers atacó brutalmente a Fernando Báez Sosa a la salida del boliche "Le Brique" en Villa Gesell, los acusados están desde ese día detenidos y el 2 de enero de 2023 se llevará a cabo el juicio oral para 8 de los 10 acusados que tiene la causa.

Están acusados por el delito de "homicidio agravado por alevosía y por el concurso premeditado de dos o más personas".

Quienes sienten el dolor de aquella pérdida son los padres del joven asesinado, Silvino y Graciela, que ayer a la tarde hicieron una concentración en homenaje a Fernando en la ciudad balnearia.

Desde el 19 de enero del 2020 ellos piden justicia por su hijo y aseguran que cada homenaje hacia él "es como el primer día". Fernando había ido a Villa Gesell a disfrutar de unos días de vacaciones con amigos y su novia Julieta, quien también se puso al hombro la causa. Esa noche salió a bailar a "Le Brique" y una pequeña discusión dentro del boliche terminó con la brutal muerte de Fernando bajo un árbol que ahora es símbolo de justicia.

Con respecto a la situación de los rugbiers Máximo Pablo Thomsen, Ciro Pertossi, Enzo Comelli, Matías Franco Benicelli, Blas Cinalli, Ayrton Michael Viollaz, Lucas Fidel Pertossi y Luciano Pertossi se encuentran alojados con prisión preventiva en la Alcaidía 3 del penal de Melchor Romero a la espera del juicio oral que se atrasó un año por el COVID-19 y la "apretada" agenda de la Justicia.

Lo que se sabe de los jóvenes es que están en tres celdas y todos los jueves esperan la visita de sus familiares. También disponen de un celular para poder comunicarse con ellos por la pandemia y trascendió que por haberse contagiado de coronavirus pidieron ser trasladados, pero los abogados les recomendaron que no, ya que había posibilidades de que estén en celdas diferentes.

Desde aquella noche todos los acusados cumplen con un pacto de silencio.

"Las familias de los asesinos nunca se acercaron a nosotros. Ellos tienen poder y plata, pero espero que haya justicia para unos trabajadores como nosotros", manifestó Silvino, quien también denunció que como tienen poder, a los asesinos los están como cuidando para que no les pase nada.

En el cierre, el padre de Fernando Báez Sosa se mostró angustiado con un nuevo aniversario del fallecimiento de su hijo y lo recordó de la mejor manera: "Tratamos de criar a un hijo responsable, sano y estudioso".

Seguí leyendo
LO QUE SE LEE AHORA
brutalidad. el joven habría sufrido lesiones en uno de sus oídos. 

Te Puede Interesar