domingo 14 de agosto de 2022

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Media sanción en Diputados

Avanza nueva ley de salud mental para los policías

Los cubrirá desde el ingreso hasta el retiro inclusive. Será obligatoria la evaluación psicológica para cada ascenso.

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
21 de julio de 2022 - 00:50

La Cámara de Diputados dio media sanción a un proyecto de ley para la creación de un Sistema Integral de Atención en Salud Mental para las Fuerzas de Seguridad, presentado por el diputado Enrique Cesarini, del PRO.

El proyecto establece una serie de pautas y requisitos que afectarán a "todos los miembros de las fuerzas de seguridad de la provincia", desde su condición de alumno o aspirante (antes de la firma del decreto del Gobernador), hasta su retiro.

Dispone además que los ingresantes deberán realizarse una evaluación de aptitud psiquiátrica, psicológica, familiar y social y una evaluación específica de acuerdo con el perfil de la tarea que va a realizar, que será efectuada y registrada en una historia clínica unificada por equipos técnicos externos a las fuerzas de seguridad.

Indica también que el Ejecutivo Provincial deberá conformar los equipos técnicos externos a las fuerzas de seguridad "disponiendo de la correspondiente distribución territorial: equipos del Colegio de Psicólogos, Colegio Médico y Colegio de Trabajo Social. Equipos técnicos interdisciplinarios de profesionales que revistan como empleados de planta del Estado provincial y no pertenezcan a las fuerzas de seguridad; y equipos interdisciplinarios conformados a tal fin que acrediten la experticia correspondiente.

Ordena que los equipos técnicos deberán estar conformados por un psicólogo, un psiquiatra y un trabajador, y un profesional que supervise y sea corresponsable de los informes emitidos.

Entre los principales aspectos, el proyecto dispone que los informes sean vinculantes para el poder Ejecutivo y que aquel aspirante que sea considerado no apto no podrá presentarse nuevamente como aspirante hasta pasados los dos años. Pasado ese tiempo será evaluado nuevamente.

La ley afectará también a quienes deseen ascender, ya que los postulantes deberán realizarse en cada ocasión una nueva evaluación psicológica, social y familiar.

Quienes tengan la responsabilidad de portar armas deberán asistir a reconocimientos psicológicos anuales "priorizando la asistencia por los equipos de profesionales más cercanos a su residencia".

A los efectivos que porten arma y sean declarados no aptos en un informe, se les retendrá el arma reglamentaria y dispondrá un tratamiento psicológico de por lo menos seis meses, sin que "en ningún caso se le pueda afectar el salario por razones de salud mental".

Entre los fundamentos, en el proyecto de ley remarca "la corrupción interna de la que dan cuenta los medios de prensa y las posteriores sanciones, las dificultades en la relación entre los agentes, muchas veces traspasa los muros de las comisarías".

Se puso énfasis, además, en las “estadísticas que referencian los medios de comunicación sobre casos de violencia ejercidos por miembros de la fuerza contra terceros, siendo en mayor medida contra sus parejas, situación que en los últimos años aumentó significativamente.

Se prevé que la semana que viene el proyecto sea tratado en Comisión en la Cámara de Senadores.

Seguí leyendo

Te Puede Interesar