sábado 6 de agosto de 2022

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
A más de dos meses del siniestro

Aún no se pudieron identificar los restos de conductor fallecido

El cuerpo quedó carbonizado. Se enviaron muestras al Laboratorio Regional de Genética Forense, en Jujuy.

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
12 de julio de 2022 - 00:15

El pasado 28 de abril, un siniestro vial fatal se cobró la vida de un conductor. Sus restos fueron carbonizados y a fin de poder identificarlo, se enviaron muestras al Laboratorio Regional de Genética Forense del NOA en Jujuy. Sin embargo, aquella víctima fatal continúa siendo un NN.

De acuerdo con los primeros datos, el siniestro sucedió alrededor de las 23.20, sobre la ruta nacional Nº 38, a la altura de la localidad de Coneta, Capayán. Un automóvil terminó consumido por el fuego junto a la víctima, que no logró abandonar el habitáculo. Según las pericias preliminares, el auto habría impactado contra un camión. Posteriormente, los conductores de dos camiones fueron detenidos en Chumbicha, en averiguación del hecho.

Tras el accidente, personal de la Comisaría de Miraflores junto a efectivos de la Comisaría de Nueva Coneta debieron trasladarse hasta un paraje ubicado a 500 metros del Río Coronel, donde un automóvil Peugeot 207 Compact, dominio KAC-819, era consumido por las llamas, con una persona adentro.

Los policías intentaron sofocar el incendio y ayudar a la víctima, pero las llamas rápidamente envolvieron el rodado, por lo que solicitaron la colaboración de la Dirección Bomberos de la Policía, quienes lograron sofocar el fuego cuando del auto solo quedaba chatarra.

Por averiguaciones realizadas por el personal interviniente, se pudo establecer que un camión Mercedes Benz blanco, dominio NBG-285, que circulaba de norte a sur, al momento de rebasar un camión Scania rojo, dominio PQW-268, al intentar incorporarse nuevamente a su carril, en sentido contrario, el conductor del Peugeot 207 impactó en la última rueda del acoplado, provocando el vuelco del automóvil, que de inmediato se prendió fuego. Más tarde, personal de la Comisaría Departamental de Chumbicha, detuvo a los conductores de ambos camiones.

Desde la Fiscalía de Instrucción en turno a cargo de Federico Maturano se tomaron las primeras medidas. En el marco de la investigación, se hallaron pequeños trozos de hueso y piezas dentales de la víctima, que fueron analizadas con el objetivo de identificar a la persona fallecida. A tal fin, las muestras habrían sido enviadas al Laboratorio Regional de Genética Forense del NOA, en Jujuy.

Búsqueda

Según se informó, el auto habría sido vendido en Catamarca ese mismo día, pero tras la fatalidad, nadie habría reclamado por el accidente o por la desaparición de una persona que pudiera arrojar información sobre la identidad de la víctima.

A más de dos meses, los restos del conductor continúan sin identificarse. En declaraciones al diario Catamarca 12, Lucía Aleman, madre de Gustavo Gallardo, un subalférez de Gendarmería de 28 años, que se encuentra desaparecido desde hace más de dos meses, manifestó su pedido para que desde la Justicia se le dé una respuesta.

“Un gendarme a las 11 de la noche, cruzando un puesto caminero camino a La Rioja, sin haber cumplido con el protocolo de avisar la salida de su jurisdicción, en un automóvil que había comprado tres horas antes y sin papeles", detalló la mujer, sobre lo ocurrido aquella noche.

Lucía sólo le pide a la Justicia de Catamarca que le dé la certeza de que el joven del accidente era su hijo, o que lo busquen “como señalan las normas cuando no hay evidencias científicas”.

Lo único que sabe es que las muestras para determinar el ADN se enviaron a Jujuy y que van a cumplirse tres meses sin saber nada.

La mujer contó que se enteró del accidente a la mañana siguiente, cuando el hombre que supuestamente le vendió el auto a su hijo se comunicó con ella por redes sociales.

Cuando se enteró, la mujer viajó desde Orán, Salta, a Catamarca. Había intentado comunicarse con su hijo por todos los medios pero no tuvo éxito.

“La última comunicación la tuve el 28 a las 13. Él me contó que con Gendarmería habían terminado un procedimiento y que a la mañana siguiente viajaría a Salta”, relató.

Seguí leyendo
LO QUE SE LEE AHORA

Te Puede Interesar