sábado 21 de mayo de 2022

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Lo sentenciaron a 33 años de prisión en 2007

Atrapan a condenado prófugo

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
1 de marzo de 2022 - 01:05

Carlos Marcelo Lencina, de 55 años, contaba con una condena a 33 años de prisión emitida en mayo de 2007 por los delitos de violaciones reiteradas, robo simple y privación ilegítima de la libertad, una pena unificada compuesta de varias sentencias en tribunales bonaerenses y porteños que se consideraría cumplida en julio de 2032.

Pero Lencina, exempleado de una empresa de seguridad privada, estaba en libertad, en Puerto Madryn, y continuaba delinquiendo. La semana pasada fue arrestado de nuevo y está imputado por una causa a cargo del fiscal José Bugueño del MPF de la ciudad, por dos robos consecutivos.

Luego de robarle a varias mujeres, las obligó a desnudarse para después manosearlas.

El primer hecho de los dos últimos que se le imputa a Lencina en territorio chubutense ocurrió el martes, cuando entró a un centro de belleza en la ciudad de Puerto Madryn.

En el lugar, se encontraba la encargada del comercio junto a una clienta. Lencina, en ese momento, según la acusación en su contra, les hizo señales para que no gritaran y le enseñó el arma. El delincuente les dijo a las víctimas que subieran al segundo piso del comercio. Allí, las apuntó con su pistola y las obligó a desnudarse para manosearlas. Luego, el hombre bajó y comenzó a revisar el lugar. Tomó todo el dinero que encontró, 50 mil pesos, pertenencias de las víctimas y escapó a bordo de un Chevrolet Vectra.

Tras el robo, las víctimas lo denunciaron a la Policía de Chubut y lo describieron como un hombre “de 1.65/1.70 metros de estatura aproximadamente, de contextura física “grandote”, de tez morocha, cabello con canas (a los costados), presentaba manchas propias de la vejez”.

De inmediato, la División de Investigaciones de la fuerza local analizó las cámaras de seguridad de la zona y logró identificar el vehículo en el que se movilizaba, el Vectra. También, el fiscal Bugueño, a cargo de la causa, utilizó un software de reconocimiento de personas sobre las imágenes y se logró identificarlo. Se trataba de Lencina, quien hasta ese momento solo se creía que tenía antecedentes por hechos de robos cometidos en Trelew.

Mientras los policías lo buscaban, Lencina atacó otra vez. El jueves siguiente ingresó a un centro odontológico ubicado en calle 28 de julio de esa ciudad cerca de las 14:40. Ese momento, la secretaría del lugar lo observó entrar y la secuencia se repitió. Primero le dijo que no hiciera ruido y después mostró el arma de fuego. Luego de robar el dinero que la víctima tenía encima, $20.000, le dijo a la mujer que lo siguiera y la introdujo en uno de los consultorios.

Seguí leyendo

Te Puede Interesar