viernes 14 de junio de 2024
Violencia de género

Atacó y abusó sexualmente a su pareja y lo enviaron a la cárcel

Le confirmaron la detención al imputado. Según la Fiscalía, “la denuncia de la víctima es verosímil”.

Un hombre acusado de agredir y abusar sexualmente a su pareja fue trasladado al Servicio Penitenciario Provincial (SPP) de Miraflores, en el departamento Capayán.

El último martes, la jueza de Control de Garantías Nº 2, Cecilia Mas Saadi, confirmó su detención. Lo hizo en la audiencia de control de detención, que se realizó en el Juzgado de Control de Garantías.

De acuerdo con la información a la que accedió El Ancasti, el hecho sucedió el sábado 25 de mayo de este año en una vivienda ubicada en la zona sur de la ciudad Capital.

La víctima del suceso es pareja del hombre. El fiscal de Instrucción Nº 9, Jonathan Felsztyna, quien investiga el caso, imputó al sujeto por el delito de “abuso sexual con acceso carnal”.

En la audiencia, el representante del Ministerio Público Fiscal (MPF) solicitó que se le confirme la detención. En el acto procesal, al momento de brindar sus alegatos, Felsztyna indicó que “ella misma relata haber sido sometida a un abuso sexual por parte del mismo, que incluyó un despliegue de fuerza, violencia, intimidación, que la tuviera a ella como víctima”.

También mencionó que “la denuncia de la víctima da un relato coherente, verosímil y detallado de lo traumático que es el hecho”.

El fiscal, además, destacó que la mujer siente “temor ante la figura de su denunciado” y por “estar inmersa en un círculo de violencia, donde si bien me puede individualizar un hecho, me da cuenta de sometimientos que ha venido soportando por parte del imputado”.

Para pedir que el encartado siga detenido, Felsztyna tuvo en cuenta “el temor que ella dice que tiene” y “la endeble estructura emocional y alta vulnerabilidad” de la denunciante.

Por otra parte, resaltó que hay pruebas pendientes por producir: la pericia psicológica de la víctima y la pericia psiquiátrica del imputado.

La defensa del acusado no se opuso ni a los planteos ni al pedido de Felsztyna.

Tras escuchar a las partes, la magistrada Mas Saadi decidió confirmar la detención del acusado.

Espiral

La violencia funciona con una dinámica particular. “Es en círculo o una espiral porque va aumentando la intensidad y la frecuencia con el tiempo. Por eso también es muy difícil poder romper el círculo de la violencia porque está conformado por tres fases sucesivas que van empeorando o agravando la situación de violencia”, se detalló desde la Oficina de Asistencia a la Víctima del Poder Ejecutivo.

Esta espiral es un círculo de la violencia. Así se explica por qué muchas veces las mujeres quieren levantar la denuncia o no pueden salir de esa relación violenta. El círculo de la violencia es un concepto que plantea que la violencia contra las mujeres aumenta de forma cíclica o en espiral ascendente, especialmente la ejercida por sus parejas. Existen tres fases en este ciclo ascendente. La Fase de tensión se caracteriza por una escalada gradual de la fricción y los conflictos en la pareja. El hombre violento expresa hostilidad pero no en forma explosiva; la mujer intenta calmar, complacer o evitar las molestias a su agresor, tratando de controlar la situación.

La Fase de agresión es en este momento en que se hace totalmente visible la agresión, la mujer tiene pruebas para denunciar y motivación para solicitar ayuda y terminar el abuso, sin embargo, el temor puede impedir que ésta tome las acciones pertinentes. La Fase de conciliación o luna de miel es cuando el hombre violento suele mostrar arrepentimiento y pedir perdón, hace promesas de cambio y muestra afecto exacerbado.

Tras el cambio aparente, la mujer puede justificar a su pareja y permanecer a su lado, pasando por alto el episodio violento. Si han denunciado suelen retirar la denuncia y justificar los hechos ante sí mismas y su círculo cercano.

Para poder romper este círculo de violencia se requiere un tratamiento psicológico con el que se puedan trabajar todos los aspectos que tienen que ver con el sostenimiento de la relación violenta. En cuanto al abordaje, se remarcó que generalmente hace falta un enfoque para fortalecer a las víctimas.

Seguí leyendo

Te Puede Interesar