miércoles 25 de enero de 2023

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Violencia intrafamiliar

Al menos cinco violentos fueron arrestados por agredir a padres y hermanos

Los hechos se registraron en distintos barrios de la Capital. Algunos sospechosos incumplieron medidas de acercamiento hacia sus propios familiares.

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE

La problemática de la violencia atraviesa a toda la sociedad y la familia suele ser el epicentro de distintos tipos de agresiones. De acuerdo con información policial a la que pudo acceder El Ancasti, durante el último fin de semana se registraron, en distintos puntos de la Capital, al menos cinco hechos de violencia intrafamiliar. Al margen, se suman los hechos de violencia de género.

El primer hecho se registró el sábado, pasado el mediodía. Efectivos del Cuerpo de Operaciones Especiales Motorizada (COEM KAPPA) se presentaron en cercanías de la plaza del barrio Santa Marta, en la zona sur de la Capital. En ese espacio verde, demoraron a un joven de 20 años. Sobre este hecho, se detalló que luego de una discusión agredió físicamente con un block, a su padre de 48 años de edad.

Luego, minutos previos a las 16, efectivos de comisaría Décima se presentaron en Ruta Nacional N° 38, a la altura del Hospital Monovalente Carlos Malbrán. En el centro asistencial, Unidades de Apoyo del Sistema de Atención de Emergencia (SAE 911) tenían una persona demorada. Según se detalló, el personal policial arrestó a un joven de apellido Utrera de 22 años de edad. El sospechoso habría agredido a su madre y después, habría intentado golpear a sus dos hermanos de 19 y 26 años de edad.

Más tarde, por la noche, apenas pasadas las 22, el Sistema de Atención de Emergencias (SAE) 911 dio la voz de alerta, en la zona norte de la urbe. De esta manera, efectivos de la comisaría Octava se hicieron presentes en una vivienda ubicada en la intersección de las avenidas Monseñor Sueldo y San Juan Bautista. En esa esquina arrestaron a un joven de 21 años, de apellido Atrib (21). Según se detalló, habría quebrantado una medida judicial de prohibición de acercamiento hacia su hermano mayor, de 28 años. Luego, lo habría amenazado de muerte con un arma blanca. El elemento cortopunzante quedó en calidad de secuestro.

Durante la siesta del domingo, en la esquina de las calles Brasil y Panamá, también en la zona norte capitalina, efectivos de la comisaría Séptima demoraron a un hombre de apellido Heredia (36). Al respecto, se indicó que el sospechoso habría quebrantado una medida judicial de prohibición de acercamiento hacia el domicilio de su hermana, una mujer de 26 años de edad.

En otro hecho, pasada la medianoche de ayer, policías de la comisaría Octava se apersonaron en el Barrio 50 viviendas. En ese conglomerado de viviendas se entrevistaron con una mujer.

Esta persona les manifestó que mientras estaba en su domicilio junto a su familia, se presentó su hermano. El sospechoso los habría amenazado con agredirlos físicamente con un elemento punzante. Luego, se retiró del lugar.

De inmediato, con las descripciones del joven, los efectivos realizaron recorridos por la zona. En inmediaciones, arrestaron a un joven de apellido Sánchez (20).

Los sospechosos fueron trasladados y alojados a la seccional que por jurisdicción corresponde. A la vez, quedaron a disposición del fiscal de Instrucción en feria Jonathan Felsztyna, quien impartió las medidas a seguir. Los efectivos que intervinieron en los procedimientos invitaron a las personas damnificadas a radicar la denuncia penal correspondiente en la Unidad Judicial más cercana a su domicilio.

¿Qué hacer?

Ante una situación de violencia, propia o de una persona conocida, el primer paso es comunicarse a través de los distintos medios. La denuncia es importante para que la Justicia pueda arbitrar los medios y facilitar los canales de las instituciones y organizaciones que están involucradas en el abordaje integral para que puedan intervenir.

Podés hacer la denuncia en la Unidad Judicial Especial de Violencia Familiar y de Género, ubicada en Esquiú 315, funciona las 24 horas. También pueden presentarse en las Unidades Judiciales de Capital, Valle Viejo y Fray Mamerto Esquiú.

La sede de la Fiscalía Penal –sita en Junín al 600- es otra posibilidad para asentar denuncias. También podés acercarte a los Juzgados de Familia, en calle Perú 18. En el interior de la provincia, en cualquier comisaría o Juzgados de Paz.

Además, se encuentra habilitada la Línea 144. El Servicio de Asistencia, Contención y Refugio por Violencia de Género ofrece la vía whatsapp a través de los teléfonos 3834200144 y 3834027684.

"Puntos Violeta": un proyecto para frenar la violencia

En junio del año pasado, se presentó en la Cámara de Diputados una propuesta para la creación de “Puntos Violeta”. La iniciativa fue impulsada por la legisladora de la Cámara baja, Alejandra Pons. El objetivo de estos “Puntos Violetas” es dar la posibilidad de acceder en un entorno cuidado, confidencial y seguro, que cuenten con acceso a una línea telefónica para mujeres que necesiten realizar tanto denuncias como consultas a la línea de atención para víctimas de violencia de género. A la vez, se pretende garantizar privacidad y confidencialidad para las mujeres en situación de violencia de género.

Estos “Puntos Violeta” estarían distribuidos estratégicamente en todo el territorio provincial y en los establecimientos educativos del sector público. Tales estarán acondicionados para víctimas en situación de violencia de género y que cuenten con un teléfono de contacto directo con la línea 144. Para ello, los “Puntos Violetas” se construirán y distribuirán en los 36 municipios y comunas de la provincia; y en todos los establecimientos educativos de gestión pública. A la vez, deben estar ubicados y señalizados discretamente en cada municipio y en los establecimientos educativos, pero lo suficientemente visibles para que quienes necesiten utilizarlos puedan encontrarlos fácilmente.

“La mayoría de los llamados al 144 suelen ser realizados por personas cercanas a la mujer cuya integridad está en riesgo. Muchas veces las mujeres víctimas no pueden comunicarse directamente con la Línea 144 ya que la violencia de género se da principal y mayoritariamente en el hogar y es cometida por una persona del ámbito familiar, frecuentemente por la pareja o expareja de la víctima. Asimismo, muchas veces el hecho de acudir a una comisaría puede resultar peligroso y contraproducente para las mujeres, ya que pueden ser vistas o temen ser vistas por vecinos, amigos o allegados al agresor, que las reconozcan y expongan a un riesgo mayor. Por estas razones las posibilidades de denuncia directa suelen ser muy bajas. El presente proyecto intenta abrir un nuevo canal de acceso a dicha Línea, que esté disponible para aquellas víctimas de violencia de género que, por cualquiera sea el motivo, no puedan comunicarse desde sus casas, teléfonos u otros medios”, fundamentó.

Seguí leyendo

Te Puede Interesar