domingo 18 de septiembre de 2022

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Fue declarado reincidente

Agredió a su expareja y purgará una condena de cumplimiento efectivo

Se fijó una pena de 10 meses de prisión, que se le unificó a una condena anterior. Cumplirá un castigo de siete años.

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
10 de agosto de 2022 - 00:15

Él ya venía condenado. En esta ocasión, ocupó el banquillo del Juzgado Correccional de Tercera Nominación para responder por los delitos de “lesiones graves calificadas por haber mediado una relación de pareja” y “amenazas”.

El primer hecho sucedió en septiembre del año pasado. El acusado se presentó en la casa de su expareja. Una vez allí, la tomó del cuello, ingresó al domicilio, agarró un palo de amasar y la golpeó. Días después, su expareja se encontraba en una plaza. El imputado se acercó a ella y sin mediar palabra alguna, la tomó del pelo y la llevó a un lugar oscuro –era de noche-. Allí la amenazó de muerte.

El Tribunal fue presidido por el juez Correccional Javier Herrera. El Ministerio Público Fiscal fue representado por el fiscal Víctor Figueroa. En tanto que el acusado fue asistido por el defensor Penal Oficial de Primera Nominación, Nolasco Contreras.

Fuentes consultadas por El Ancasti indicaron que el acusado confesó, de esta manera admitió su responsabilidad. Dada la confesión, el fiscal mantuvo la acusación y pidió una pena de 10 meses de prisión efectiva. El defensor, por su parte, adhirió. El magistrado falló de acuerdo con lo solicitado por el representante del Ministerio Público Fiscal y, en consecuencia, por ambas imputaciones, fue condenado a 10 meses de prisión efectiva.

A la vez, el juez Herrera unificó esta pena a una anterior. Según se detalló, en julio pasado, en un debate abreviado, el Juzgado de Control de Garantías de Cuarta Nominación lo halló culpable en el delito de “abuso sexual con acceso carnal agravado” y lo condenó a la pena de seis años y seis meses –de cumplimiento efectivo-. De esta manera, la condena de entonces se unificó a la reciente del Juzgado Correccional. En consecuencia, el penado deberá cumplir una condena de siete años de prisión. A la vez, fue declarado reincidente por tercera vez. También se notificó a la Secretaría de Mujeres, Género y Diversidad, a efectos de que proceda con el abordaje de la denunciante.

Antecedentes

El penado actualmente está cumpliendo dos condenas por agresiones a la mujer. Uno de los delitos es contra la integridad sexual y los otros son de género.

A comienzos de mayo de 2014, el ahora penado ocupó el banquillo de los acusados de la Cámara de Sentencia en lo Criminal de Segunda Nominación. Entonces, fue condenado a la pena de 10 meses de prisión.

Al acusado le habían concedido el beneficio de la suspensión del juicio a prueba –más conocido como probation- dos años antes pero no cumplió con las pautas de conducta. De esta manera, se convirtió en uno de los pocos casos en que un acusado pierde el beneficio de la probation por no cumplir con las reglas mínimas y básicas establecidas. El joven debía abonar $200 en concepto de resarcimiento. También, debía concurrir a una capilla, para realizar tareas comunitarias. Sin embargo, nunca cumplió.

El hecho por el que fue condenado se registró a mediados de marzo de 2010. En ese momento, él junto a otro cómplice le robaron la cartera a una joven a quien primeramente se creyó que también habrían manoseado. En audiencia, había admitido lo sucedido, el fiscal pidió que sea condenado a la pena de 1 año de prisión en suspenso. El magistrado, en tanto, lo condenó a 10 meses.

Reincidencia

Al respecto, el Código Penal Argentino, en el artículo 50 estipula que “habrá reincidencia siempre que quien hubiera cumplido, total o parcialmente, pena privativa de libertad impuesta por un tribunal del país cometiere un nuevo delito punible también con esa clase de pena”.

En materia penal, se considera que hay reincidencia cuando una persona que cumplió pena de prisión comete otro delito también penado con prisión, dentro de un plazo de 10 años. En este caso, Amaya, en menos de 10 años registra tres condenas.

Seguí leyendo
LO QUE SE LEE AHORA
batahola entre vecinos y la policia en las mil viviendas

Te Puede Interesar