domingo 19 de junio de 2022

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Le hacían bullying

Agredió a dos compañeras de su hija

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
7 de abril de 2022 - 01:00

RAWSON- Un hombre fue denunciado por golpear a dos compañeras de su hija en un colegio de la provincia de Chubut debido a que, presuntamente, la chica sufre bullying en el establecimiento educativo. El episodio se registró el martes en la Escuela 776 de Playa Unión de la citaba provincia del sur argentino y las adolescentes agredidas pertenecen al Nivel Secundario de la institución.

Según reconstruyó el Diario Jornada, el hombre fue al colegio para retirar a su hija y cuando un preceptor ingresó al edificio para buscarla, detrás suyo también entró el padre de la chica. Cuando iba a encontrarse con su padre, la joven se cruzó en el camino con dos de sus presuntas agresoras y comenzó una pelea verbal que luego pasó a mayores, por lo cual el progenitor intentó separarlas pero golpeó a dos de las menores.

Fuentes del caso confirmaron que una de las estudiantes evidenció una herida en los labios y que la otra no registró lesiones. En el caso interviene el Juzgado de Familia de Rawson y el Ministerio de Educación. Por medio de la Supervisión de Nivel Secundario, se labraron actas contravencionales contra el padre, mientras que también se involucró al Servicio de Protección de Derechos y hubo denuncias en la Comisaría de la Mujer por parte de las adolescentes.

Según trascendió, antes de agredir a las dos jóvenes, el hombre había denunciado malos tratos y bullying contra su hija, por lo cual habría una reunión de supervisoras, el director de la escuela y psicólogos del Ministerio con el agresor. A la vez, no se descarta que su hija deba cambiarse de colegio.

En alerta

El bullying o acoso escolar es un tipo de violencia muy frecuente. Para los especialistas, es fundamental que los adultos (madres, padres y docentes) no solo dejen de naturalizar la violencia, sino que sepan cuáles son las señales de alerta y qué hacer ante un caso. “El bullying es un acoso sostenido y sistemático. El niño que sufre bullying no puede reaccionar y si encima lo hacemos sentir culpable porque no reacciona, de que todo esto se genera porque es él quien debe reaccionar y debe poner fin, le ponemos una carga muy pesada, que no puede llevar, una responsabilidad”, se advirtió.

Seguí leyendo

Te Puede Interesar