viernes 1 de marzo de 2024
Según un informe de Argentinos por la Educación

Advierten que en 2024 habría menos recursos para Educación

El área recibiría el 5,34% de los recursos nacionales, una baja considerable respecto al 6,02% del 2023.

Un informe nacional pone en evidencia que de acuerdo con el proyecto de presupuesto presentado a nivel nacional para 2024, caerá la participación del Ministerio de Educación en el presupuesto nacional.

Advierte que el área recibirá el 5,34% de los recursos nacionales en 2024, una baja considerable respecto al 6,02% asignado en 2023.

“La inversión nacional en el Ministerio de Educación representará el 5,34% del total de gastos de la Administración Pública Nacional, según lo previsto en el Proyecto de Ley de Presupuesto 2024. La cifra –cuyo impacto efectivo dependerá de la inflación de 2024– abarca los recursos del Ministerio y nominalmente implica un crecimiento del 60,9%, mientras que el incremento nominal del conjunto de la Administración Pública Nacional es del 82,8%”, expresa el informe Presupuesto educativo nacional 2024, del Observatorio de Argentinos por la Educación. Sus autores son Javier Curcio, de la Universidad de Buenos Aires y Conicet, y Leyre Sáenz Guillén y Víctor Volman, del Observatorio.

El documento analiza el Proyecto de Ley de Presupuesto para el año 2024 que se está debatiendo en el Congreso, teniendo en cuenta tanto el gasto del Ministerio de Educación nacional como los gastos educativos de otros organismos de la Administración Pública Nacional. La inversión nacional en educación representa alrededor del 25% del presupuesto educativo público; el restante 75% corresponde a las provincias.

Incertidumbre

El Ministerio de Educación recibirá el 5,34% de los recursos nacionales en 2024 (una caída con respecto al 6,02% de 2023), y se mantiene como el 5° ministerio con mayor presupuesto. Más de la mitad de los recursos serán para educación superior (55,4%), seguido del Fondo Nacional de Incentivo Docente (FONID) y compensaciones salariales (14,2%), y las becas a estudiantes (11,8%).

“La incertidumbre reinante en el país desdibuja la capacidad de planificación enmarcada en el Proyecto de Ley de Presupuesto presentado al Congreso Nacional para 2024. Ello se combina con una restricción del espacio fiscal esperada para los próximos meses de enorme magnitud. En ese contexto es perentorio generar acuerdos que permitan priorizar a la inversión en educación que implementará el Gobierno nacional en los próximos meses, coordinarla de manera adecuada con las provincias en la complementariedad de sus funciones, y buscando optimizar los resultados para lograr que el sistema educativo apuntale las posibilidades de recuperación, crecimiento y desarrollo para el país”, señala Javier Curcio, coautor del informe.

Marcelo Rabossi, profesor e investigador de la Universidad Di Tella, asegura que “el rol dominante del Ministerio Nacional es el de financiar a las universidades, tomando a su vez en cuenta que en promedio más de un 80% del presupuesto de estas entidades depende de dichos fondos. De esta manera, son muy sensibles a las variaciones que ocurren de año a año. El presupuesto nacional presentado para 2024 muestra una variación nominal apenas superior al 53,2% en relación con el año que termina. Esto implica enfrentarnos a una gran incertidumbre futura dado que la inflación del período duplicará dicho guarismo. Sumada a esta situación, la baja del Impuesto a las Ganancias y devolución del IVA para ciertos sectores junto al anunciado recorte fiscal que efectuaría el gobierno entrante para 2024, pone a las universidades en una situación financiera más que incómoda y con riesgo cierto de que continúen desfinanciándose”.

Comparación con el 2023

Según este informe, los programas del Ministerio de Educación que más aumentarían su peso relativo en 2024 son “Gestión Educativa y Políticas Socioeducativas” (+44,7%), “Conectar Igualdad” (+33,7%), “Cooperación e Integración Educativa Internacional” (+23,8%) y “Fortalecimiento Territorial y Acompañamiento de Organizaciones Educativas” (+17,05%).

En cambio, las mayores caídas en participación serían en “Infraestructura y Equipamiento” (-32,63%), “Actividades Centrales” (-28,2%), “Información y Evaluación de la Calidad Educativa” (-27,1%) y “Fortalecimiento Edilicio de Jardines Infantiles” (-19,3%).

Agustín Claus, especialista en Economía de la Educación de FLACSO, analiza: “La gran incertidumbre de este año consiste en ver qué decisión tomará el presidente electo Javier Milei.

Eventualmente podría enviar un nuevo proyecto de ley con readecuación de las partidas presupuestarias o bien prorrogar el presupuesto vigente 2023 para el 2024, lo que implicaría un ajuste de la magnitud de la inflación acumulada durante todo el 2023".

Seguí leyendo
LO QUE SE LEE AHORA
Preocupación. Muchos afiliados particulares consideran desafiliarse al no poder pagar la cuota,

Te Puede Interesar