jueves 18 de agosto de 2022

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
El siniestro vial fatal ocurrió en octubre de 2015

Acusado de "homicidio culposo agravado" admitió que cometió un error

Raúl Horacio Ferreyra chocó con su auto una motocicleta. El conductor del ciclomotor falleció.

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
29 de junio de 2022 - 01:05

Raúl Horacio Ferreyra, imputado por “homicidio culposo agravado por la conducción imprudente y antirreglamentaria de vehículo automotor y lesiones culposas agravadas por la conducción imprudente y antirreglamentaria de vehículo automotor en concurso ideal y en calidad de autor”, ayer ocupó el banquillo de los acusados. Allí admitió que cometió un error. El acusado es un joven de 28 años.

El debate comenzó ayer en el Juzgado Correccional de Tercera Nominación. El Tribunal es presidido por el juez Javier Herrera. El Ministerio Público Fiscal es representado por el fiscal Víctor Figueroa, quien está acompañado por el abogado de la querella, Leonardo Berber Herrera. La defensa es ejercida por el abogado del foro local Armando Medina Walther.

El siniestro vial fatal ocurrió el 25 de octubre de 2015, apenas unos minutos después de las 16. De acuerdo con la investigación, Raúl Horacio Ferreyra se conducía a bordo de un automóvil Fiat Siena en sentido oeste-este por el carril sur de avenida Los Terebintos, en la zona norte de la Capital. Al llegar a la altura de la numeración 1.150, en intersección de calle Sin Nombre, se precisó, con sentido de circulación norte-sur, en forma imprudente e inobservante de los deberes y reglamentos, habría girado a su izquierda sin advertir dicha maniobra con la antelación suficiente, con la clara intención de ingresar a calle Sin Nombre para continuar su recorrido sur–norte. En un momento determinado, cuando se disponía a traspasar el carril contrario de avenida Los Terebintos, se interpuso en la línea de marcha de una motocicleta Honda CG Titán 580-KYM, conducida por Sergio Nahuel Rodríguez, en compañía de Esther Marisol Zarza, que circulaba con sentido de este-oeste por sobre el carril norte de avenida Los Terebintos. El automóvil colisionó con su parte fronto-lateral derecha en el sector delantero izquierdo de la motocicleta.

Por el impacto, el ciclomotor perdió estabilidad y cayó al suelo de costado. Como consecuencia del choque, Sergio Nahuel Rodríguez y Marisol Esther Zarza salieron despedidos de la motocicleta; ambos quedaron tendidos sobre la avenida. El motociclista resultó con serias heridas: politraumatismo con fractura de cráneo, fractura de cadera y hemorragias. Por su estado, estuvo tres días internado en la Unidad de Terapia Intensiva del Hospital San Juan Bautista. Finalmente, el 28 de octubre de ese mismo año el joven falleció. También resultó seriamente herida, con fracturas múltiples, la joven Zarza. Tales golpes le demandaron tres meses de curación y 40 días de incapacidad, con secuelas.

Sobreviviente

Tras el testimonio del acusado, declaró Marisol Zarza, acompañante de Rodríguez. La joven era novia del motociclista que perdió la vida en aquella trágica situación. La testigo, que sobrevivió al siniestro, recordó cómo fue el impacto. A la vez, declaró sobre el sufrimiento físico y psicológico que vivió tras el accidente fatal.

Luego, la audiencia pasó a un cuarto intermedio. Hoy continuará el debate con una ronda de testigos.

Pedido de justicia

Familiares del joven fallecido estuvieron presentes en la audiencia. Otros allegados acompañaron desde fuera del Tribunal. Con carteles manifestaron su pedido de justicia. n

Seguí leyendo

Te Puede Interesar