Sólo piensa dirigir hasta la Copa América de Brasil

Las claves del plan de Scaloni para la selección 2019

Desde Messi hasta la búsqueda del próximo DT.
martes, 25 de diciembre de 2018 · 18:00

 Lionel Scaloni no cuenta con experiencia como entrenador, pero le sobra personalidad. Lo insinuaba en aquel Sub 20 que conquistó el mundo en Malasia 1997. Lo demostró en el interinato de seis partidos en la Selección Nacional, tras el mazazo mundialista en la aventura rusa. Tratará de ratificarlo en este próximo semestre que cerrará con la Copa América en Brasil 2019. Tiene un plan que se apoya en su esencia, “Ser Scaloni”, y que incluye tanto certezas sobre múltiples ítems vitales del equipo como una idea para colaborar con Claudio Tapia en su sucesión, en la búsqueda de un técnico definitivo pensando en el Mundial de Qatar. Y Lionel Messi, claro. El “Mapa 2019 de la Selección de la Scaloni”:

Un año

Scaloni programó su retorno al país para luego de Navidad, para estas horas. Quería dirigir en el Sudamericano Sub 20, pero Tapia no se lo permitió por temor a que algún mal resultado con los chicos en Chile lo desgaste para la Copa América. Chiqui se lo dejó en claro en la charla que mantuvieron el viernes 7 de este mes, en Barcelona, un día antes de que el presidente de la AFA se reuniera con Messi. Es muy probable, eso sí, que Scaloni acompañe al Sub 20 pero sólo para estar cerca.

Su idea es permanecer en la Mayor únicamente hasta el final de la Copa América, aunque recibió un sondeo desde la AFA para sellar todo hasta el Mundial 2022. Sabe que siempre se encontrará en observación por el mundo futbolero y que, ante cualquier tropezón, se lo atacará por su falta de experiencia. “Hay que darle una mano a la Selección. No hay solución posible si todos decimos que no”, cuentan que repite Scaloni en la intimidad. A esa altura, ya habrá estado un año al frente de la Mayor. Más que suficiente. Ahí ya habrá colaborado.

Abierto a consensuar

Scaloni considera que lo mejor para la Selección es que un técnico con recorrido superior se haga cargo luego de Brasil. Inclusive hasta se mostrará dispuesto a darle una mano a Tapia para pensar quién podría ser el mejor candidato, para tratar de convencer a ese entrenador, para acordar con ese DT por ejemplo la convocatoria de algún jugador para la Copa América que imagine para su futuro proyecto. Solo Scaloni podría aceptar seguir luego de la aventura en Brasil si verifica que Tapia buscó técnico a fondo, de verdad, y todos le dijeron que no.

El grupo de colaboradores

​Scaloni seguirá contando con Walter Samuel como ayudante de campo, a pesar de algunos rumores que lo señalaban con ganas de volver a Europa. También a la Copa América iría Pablo Aimar porque no perturba la preparación del Sub 17, que tiene Sudamericano y Mundial en 2019.

La base está

​La idea de Scaloni es afirmarse en los jugadores que incluyó en sus tres citaciones. Podrá surgir algún nuevo apellido, pero no se producirán modificaciones sustanciales. Eso sí, cambia el objetivo. Así como hasta aquí la prioridad era observar futbolistas, ahora es tiempo de formar un equipo con los rasgos que viene tratando de aplicar: salida rápida desde el medio, vértigo, transiciones veloces... ¿Habrá desde la AFA una bajada pública de Tapia afirmando que la prioridad no será ganar la Copa América?

Una charla pendiente con Icardi

​Con o sin Messi a partir de marzo, en el cuerpo técnico de la Selección no cayeron bien las declaraciones que Mauro Icardi hizo luego del último amistoso en Mendoza, cuando remarcó que antes no había en la Selección tanto compañerismo y amistad como ahora, en un claro mensaje a los históricos. Scaloni charlará con el goleador del Inter porque otra de sus prioridades es la protección del grupo, la búsqueda del perfil bajo apostando a la solución de problemas en la intimidad. ¿Lo convencerá al polémico “9” para que atenúe sus palabras en alguna aparición pública durante la próxima convocatoria?

El caso Chiquito Romero

​Scaloni no duda de las condiciones de Sergio Romero. Al contrario: lo considera el mejor en su puesto. Sin embargo, la incógnita es la falta de continuidad en el Manchester United. El técnico baja como línea que no hay nada más importante que la Selección. Por lo tanto, el arco celeste y blanco no será un banco de pruebas y de ajuste para Chiquito. Deberá ponerse a punto en su club. ¿Cómo será el panorama en marzo? Nadie lo sabe.

¿Indulto para Di María?

​De todos los históricos que no aparecieron en ninguna citación de Scaloni, Ángel Di María es el que más chances tiene de meterse en la próxima lista. El zurdo del PSG fue el que más ganas demostró de estar. Antes de Brasil, cuando las bajas azotaban y sin que nadie se lo pidiera, realizó una gestión personal en su club para que lo dejaran sumarse a la Selección con los plazos de convocatoria ya vencidos. En ese momento, Scaloni priorizaba las pruebas. Ahora que buscará un equipo no debiera extrañar un llamado a Di María, quien además juega en la banda izquierda, donde el técnico no cuenta con demasiadas opciones que lo convenzan. Además, las características de Fideo suenan ideales para el estilo de juego vertical y de contraataque que imprime Scaloni.

Los otros históricos

¿Qué pasará con Sergio Agüero, Gonzalo Higuaín y Ever Banega? Las cualidades de los tres son valoradas por Scaloni, pero sus situaciones son diferentes a la de Di María. Al menos hoy, el Kun, el Pipa y Ever se encuentran muy lejos de la Selección. Es tiempo de la renovación con Icardi, con Lautaro Martínez y con mediocampistas con otro perfil.

El retorno de Messi

​El sábado anterior a la final entre River y Boca en Madrid, el 10 se reunió con Tapia en Barcelona. Se encontraron en un bar, unas horas antes del clásico catalán contra el Español. Desde el entorno del presidente de la AFA, no se animan a asegurar que Messi regresará a la Selección, pero deslizan: “Fue muy positiva la charla”.

Tapia y compañía creen que Leo volverá a ponerse la celeste y blanca en la doble fecha FIFA de marzo para luego ser el capitán en la Copa América. En definitiva, Scaloni se terminaría dando el gusto de dirigir al mejor jugador del mundo. Todos son cautos porque calculaban que retornaría para el amistoso con Brasil por ciertas señales que había regalado, pero al final no fue así.

El manejo con Messi

​Siempre ha sido para los técnicos de la Selección un desafío la relación con Leo. Algunos eligieron la distancia, otros exageraron con la cercanía. Scaloni tiene una ventaja: compartió con el 10 vestuario como compañero, pero también como ayudante de campo de Jorge Sampaoli en el último Mundial. Sabe cuándo y cómo hablarle. El perfil extrovertido del DT de la Selección ayuda. Scaloni será Scaloni, al natural, a pura espontaneidad. Todavía no se reunió con Messi. Como tiempo sobra, no tiene apuro en promover ese mano a mano. Lo pautará en cualquier momento. Mantienen un fluido contacto telefónico.

El equipo con Messi

​Todos en la AFA afirman que si Messi vuelve (como creen) será en la próxima doble fecha de Eliminatorias. Que no lo hará directo en la Copa América. Esos dos amistosos previos serán cruciales para Scaloni. Ahí deberá encontrar el mejor modo de incluir en el funcionamiento del equipo al genio, que con sus ganas de contactarse con la pelota a cada rato obligará a ciertos retoques en las formas. Eso sí, no se alterará el fondo: búsqueda de velocidad, dinámica y llegada al arco rival lo más rápido posible. Que no sea la Selección de Messi. Que sea la Selección con Messi.