jueves 23 de mayo de 2024
Por parte del Laboratorio Satélite Forense

Crimen de Barrionuevo: la querella aún espera resultados de pericias de ADN

La familia de Raymundo “Gringo” Barrionuevo (81), el hombre asesinado el 15 de enero de este año, sigue a la espera de conocer los resultados de las pericias de ADN que se están realizando en el Laboratorio Satélite Forense del Poder Judicial, ubicado en el departamento Valle Viejo.

José Barrionuevo, hijo de la víctima y uno de los abogados querellantes en la causa, manifestó a El Ancasti que en su entorno familiar hay inquietud por acceder a los resultados. También consideró que esta prueba es determinante en la causa.

“La inquietud de la familia surge a consecuencia de que, aproximadamente, a cuatro meses del asesinato de mi padre, aún no se encuentra disponible o no se han entregado las pericias genéticas de todos los elementos que encontraron en el lugar del hecho. Hay una cierta inquietud, incertidumbre en la familia para saber qué ha pasado. Al momento, no tenemos ningún tipo de novedad al respecto”, indicó José.

Luego, señaló que con esta pericia de ADN se busca establecer el perfil genético de la persona que mató a Raymundo Barrionuevo.

“Cualquier elemento que pueda ser útil al esclarecimiento del hecho, más que todo en este tipo de pruebas, son más que todo definitivas. Las pruebas genéticas o científicas ya son determinantes en un grado de certeza más amplío. Por eso es la preocupación nuestra en que se realice y tengamos resultados a la vista”, añadió. Por último, mencionó que esta situación les causa angustia.

Fuentes judiciales explicaron que este caso posee complejidad y particularidad porque son numerosas las muestras que deben ser analizadas en el Laboratorio Satélite Forense.

Es decir que, al ser tantas las muestras a procesar, el tiempo que demanda el estudio de las mismas también es bastante, según resaltaron las fuentes.

Además, detallaron que son muchas las muestras a procesar por las características que tenía la escena del crimen: manchas de sangre y varios elementos de interés, que fueron secuestrados en el marco de la investigación.

En este sentido, hicieron énfasis en que las muestras extraídas del lugar del hecho por parte del personal de la Dirección General de Criminalística de la Policía deben ser procesadas, cotejadas, comparadas, y también debe establecerse el patrón genético del asesino de Raymundo.

Desde la Fiscalía de Instrucción N°9, a cargo de Jonathan Felsztyna, quien investiga el homicidio, mantienen diálogo constante y fluido con el Laboratorio Satélite Forense sobre cómo avanza la pericia y el procesamiento de las muestras.

El caso

Raymundo Barrionuevo fue asesinado el domingo 15 de enero de 2023, pero su cuerpo fue encontrado por uno de sus hijos al día siguiente cuando fue a llevarle la comida para el almuerzo.

La humanidad del jubilado estaba sobre un gran charco de sangre y con múltiples signos de violencia.

Fue hallado en su casa, ubicada en la avenida Misiones al 1400, en el barrio San Ramón, en la ciudad Capital.

El sospechoso de haber cometido el crimen es Dardo Ezequiel “El Peque” Condorí (33), que está imputado por "homicidio doblemente calificado por ensañamiento y criminis causa". Está detenido con prisión preventiva en el Servicio Penitenciario Provincial (SPP) de Miraflores.

Barrionuevo vivía solo desde diciembre del 2021 cuando falleció su esposa. Tenía once hijos.

El acusado Condorí estaba en pareja hace aproximadamente cuatro años con Graciela, una de las hijas de Barrionuevo y con la que tiene un hijo en común.

Según la investigación, Condorí, tras el crimen de Barrionuevo, se marchó con el dinero y se fue en taxi a Balcozna en donde pagó un asado y bebidas alcohólicas para un grupo de amigos. También aprovechó para pagar una deuda.

Un dato estremecedor que se conoció luego fue que Condorí estuvo en el velorio de Barrionuevo pero en ningún momento se acercó al cajón, según revelaron los testigos que prestaron declaración en la causa.

Te Puede Interesar