Estreno en cines

Sólido cierre a una etapa de James Bond

4 estrellas. Sin tiempo para morir (No Time To Die, Reino Unido, 2021) Dir. Cary Fukunaga. Guion: Neal Purvis, Robert Wade, Cary Joji Fukunaga y Phoebe Waller-Bridge. Con Daniel Craig, Ana de Armas, Rami Malek, Léa Seydoux, Ralph Fiennes.
domingo, 10 de octubre de 2021 · 01:08

Sin tiempo para morir no solo es la despedida de Daniel Craig como el emblemático James Bond, sino también es, junto a Casino Royale, la más emotiva de la saga en los últimos años.

En esta entrega, Bond ha dejado el servicio, pero su paz no durará mucho ya que un viejo amigo de la CIA lo pone en la pista de un misterioso villano, quien está armado con una nueva y peligrosa tecnología.

Si bien su argumento no varía con respecto al de sus predecesoras, es decir, tiene un villano y una “chica Bond” de turno, grandes secuencias de acción y una historia que conecta con el pasado del agente 007; esta producción hace uso de estos elementos de forma inteligente, construyendo una historia sólida hasta su desenlace.

Y en esto mucho tuvo que ver la hábil dirección de Cary Fukunaga, que sabe construir un relato audiovisual con pistas y metáforas, personajes y tramas, que dan ritmo a una película que, si bien puede caer en algunos lugares comunes, de todas formas atrapa.

El guion, por su lado, juega con muchos climas. La acción es una constante, así como también el drama, mientras que la irreverencia en algunos diálogos le da un toque de humor con un timing perfecto. Quizás en este punto debamos agradecer la incorporación de Phoebe Waller-Bridge (Fleabag) al equipo de guionistas, quien seguramente fue la responsable de brindarle ese toque espontáneo y fresco a esta clase de historia que suele caer en la solemnidad innecesaria.

Daniel Craig, por su lado, se despidió de la mejor forma de este icónico personaje, que lleva interpretando desde 2006 con cinco películas sobre sus hombros. Tal vez sea recordado como el Bond “más humano” de la célebre saga y Sin tiempo para morir es, sin dudas, su broche de oro.

Esto es porque a pesar de ser un papel que viene interpretando hace tiempo, Craig no se relaja y siempre se las ingenia para mostrarnos una faceta nueva del agente.

Del lado menos feliz, el filme tiene giros de guion que un espectador atento sabrá anticipar, su villano -interpretado por Rami Malek- es muy estereotipado y por ende olvidable, y su metraje tiene una duración –para mi gusto- demasiada extensa.

Con una fotografía exquisita y ambientada con la clásica banda de sonido, que incluyó la premiada canción de Billie Eilish, Sin tiempo para morir es una digna despedida de Craig al popular rol, y al mismo tiempo, un memorable cierre a la etapa más reciente de la saga, que nació allá por 1953 de la imaginación de Ian Fleming. 

 

Lidia Coria

Twitter: @liXoria

Facebook: Cinéfilos a Bordo