bordando fe

El manto de los peregrinos

Desde mediados de 2019, por una iniciativa de la Comisión de Cultura del Congreso Mariano, los fieles de la Virgen del Valle comenzaron a bordar un manto.
domingo, 17 de mayo de 2020 · 01:00

El manto de los peregrinos o de los fieles de la Morenita es bordado por aquellas personas que, motivadas por su fe, realizan una puntada con una intención personal y le suman un canutillo al manto que usará la Virgen.
Esta iniciativa fue propulsada por un matrimonio que trabajaba a cargo de la Comisión de Cultura para el Congreso Mariano que, se iba a realizar en la provincia por los 400 años del hallazgo de la imagen de la Virgen del Valle. De esta manera, el matrimonio le propuso a la diseñadora Gabriela Calvimonte encargarse del diseño y de ayudar a los fieles a poder participar.  
Debido al aislamiento social preventivo, el Congreso no se realizó y el trabajo que los integrantes de la comisión venían realizando con el manto debió ser interrumpido. “El fin de semana nos acordamos del congreso, ya que teníamos previsto que la Virgen use el manto. Si bien, no está listo porque tuvimos que interrumpir lo que veníamos haciendo, seguimos hoy realizando el bordado virtual”, afirmó Gabriela en diálogo con Revista Express. 

Previamente a la pandemia, los encargados del manto venían trabajando en diferentes establecimientos educativos como el Colegio Quintana, el Colegio del Carmen, el Fasta, Santa Rosa de Lima, entre otros. Además, del Museo de la Virgen. En estos lugares, los devotos de la Morenita del Valle sacaban un turno y asistían a realizar su puntada y bordar un canutillo con la intención de que cada uno deja a los pies de la patrona de Catamarca. “La gente lo está bordando hace varios meses con una devoción terrible y un amor infinito. Cuando lo hacen, pasa algo grandioso que emociona muchísimo, me hacen llorar. No se imaginan el agradecimiento que siento por estar haciendo este trabajo. La verdad que es algo que estoy viviendo muy lindo, muy emotivo”, dijo Calvimonte. Asimismo, indicó que es algo que realiza junto a Mónica y Raúl Goitea, quienes están a cargo de la Comisión de Cultura y, en conjunto con muchos fieles que se acercan a colaborar de diferentes maneras. “Había incluso un grupo que estaba encargado de realizar los gallardetes para ornamentar el congreso y trabajaban con nosotros”, comentó Gabriela.

Bordado virtual 
El manto de la Virgen se encuentra actualmente en el atelier “Organza”, de Calvimonte. Allí, junto a su hija, continúan realizando el bordado, pero de manera virtual. 
Cuando se realizaba de manera presencial, se recibían aproximadamente cien personas por día que se acercaban a bordar el manto. “Eran fieles de todos lados, de Buenos Aires, Mar del Plata, Santiago del Estero, Tucumán, del Sur, Caleta Olivia, Comodoro Rivadavia, del interior de la provincia, venían de todos lados”, aseveró la diseñadora. 
Actualmente, el manto se encuentra en la mitad de su trabajo de elaboración. “Creo que estamos llegando al 50 por ciento, pero todo va a depender de la cantidad de personas que se sumen a bordar su canutillo para la Virgen del Valle”, indicó Gabriela. En este sentido, explicó: “La modalidad virtual surgió porque para mí esto lo maneja la Virgen, juro que es así. Es algo que de repente empezó a manejarse con las redes. Así nuevamente, comenzamos a hablar, comenzó a llamar gente, comenzaron a tirar ideas y bueno, surgió de hacerlo así”.  

Cómo se borda
“Cada persona cuando está haciendo la puntadita virtual reza, impone su mano en la pantalla y con toda su fe, Candela –hija de Gabriela- hace la puntadita por ellos o la hago yo, con la intención de esa persona que está del otro lado de la pantalla. Y a su vez, ella lo hace a través de nosotras”, sostuvo. 

Contactos 
Aquellas personas que se encuentren interesadas en realizar el bordado virtual, pueden contactarse a través de la página de Facebook: Mateando Vida, en la cuenta de Instagram: encuentrorev o bien, comunicarse al 3834-405136

Texto: Noelia Tapia López