SALUD

Principios para llegar a la meta

domingo, 15 de marzo de 2020 · 01:00

Es natural que los seres humanos persigamos el éxito. Todos queremos que nos vaya bien en aquello a lo que nos dedicamos. Pero los que triunfan en la vida saben que nada ocurre por casualidad. Ellos son gente esforzada y trabajadora, quizás un poco más que los demás, y jamás se dan por vencidos. Estos son tres de los principios que forman parte de su “estilo de vida”: 

Están dispuestos a transitar un camino
¿Te gustaría triunfar en lo que hacés? Necesitás dar algunos pasos. Es decir, recorrer un camino. Es fundamental dedicar tiempo para determinar los pasos a seguir, incluso antes de procurarse los recursos y la ayuda necesarios. Llenate de pasos a seguir, aun cuando cometas errores en el trayecto. Mark Hansen, el autor del famoso Sopa de pollo para el alma, comparte que nadie deseaba publicar su libro. ¿Qué hizo él? Una edición propia. Y después de eso, cada día, llevaba a cabo entre tres y cinco acciones (aunque fueran insignificantes) para darle empuje, como regalarle una copia a alguien. Entre las personas a quienes les regaló su libro, se encontraba el abogado del caso O. J. Simpson quien, en una ocasión mientras almorzaba, abrió el libro para ver de qué se trataba. Resulta que justo allí había un fotógrafo que le sacó una foto que luego fue publicada en un diario. Como resultado, el libro que antes nadie aceptaba se convirtió en un éxito de ventas con millones de copias requeridas. Y todo porque el autor dio una serie de pasos para avanzar. No aguardes que vengan a buscarte, ¡movete!

Poseen una visión clara
Quien sabe con claridad hacia dónde se dirige, no se queda sentado para ver qué ocurre sino que se mueve para obtener una ganancia. Una visión clara nos permite tener velocidad. Los grandes empresarios que tienen éxito en su rubro saben hacia dónde van. Su pensamiento es: “Esto me resulta útil; esto no me resulta útil… allá voy; allá no voy”. Piensan de ese modo porque están enfocados en lo que quieren lograr y no se distraen ni pierden tiempo. Son conscientes de que necesitan ser veloces para avanzar. Dijo el basquetbolista Michael Jordan: “Visualicé qué tipo de jugador quería ser y hacia allí fui”. ¿Sabés exactamente adónde querés llegar?

Persiguen un propósito firme
Peter F. Drucker, especialista en management, solía decir que tenemos que decirles que no a las buenas oportunidades para ser capaces de decirles que sí a las grandes oportunidades. Jamás dejes que una buena oportunidad te prive de una oportunidad mejor que puede llevarte a la cima. Pero para ello, debés tener un propósito del que nada ni nadie te pueda desviar. Solo así podemos enfocarnos para lograr todas nuestras metas. Es decir, mantenernos firmes en aquello que soñamos ver cumplido. 
¿Tenés un proyecto personal? El conocimiento de un experto puede ahorrarte años de dolores de cabeza. Pero la satisfacción de llegar a la meta que te has propuesto, sea grande o pequeña, superará todo lo negativo que puedas vivir en el camino a la cima. ¡Nunca te des por vencido!
 

Otras Noticias