cine

Ser o no ser... madre

domingo, 7 de julio de 2019 · 04:00

Calificación: 2 (dos)

No soy tu mami (Argentina, 2019) Dir. Marcos Carnevale. Guion: Nicolás Allegro, Marcos Carnevale, Florencia Colacito y Celina Font. Con Julieta Díaz, Pablo Echarri, Sebastián Wainraich.

 

Marcos Carnevale, realizador de filmes como Elsa y Fred (2005) y Corazón de León (2013), dirige esta película romántica que aborda la maternidad y el deseo de no ser madre.

Su protagonista, interpretada por Julieta Díaz, es una mujer independiente, de profesión periodista, que escribe una columna en la que enumera las razones por la que elige no tener hijos. Sin embargo, su estilo de vida y forma de pensar comenzará a cambiar cuando conozca a Rafael (Pablo Echarri) y a su pequeña hija, quienes se mudan a su edificio.

Se entiende que Carnevale quiso tratar un tema feminista, a través de una protagonista que le dice no a la maternidad en clave de comedia, pero lamentablemente la idea no termina de cerrar.

Primero porque lo que debería hacer reír, raramente lo logra –el timing de comedia falla constantemente–, y segundo porque Julieta Díaz parece mal casteada para este personaje. Su interpretación como mujer que se opone a cumplir el mandato familiar y social no es convincente, o quizás le faltó escenas que reflejen de forma categórica su postura.

Como contraparte, tenemos el personaje de Echarri, papá a cargo de su hija a causa de una madre ausente por razones que no se terminan de desarrollar. Es decir, un rol sin profundidad, destinado únicamente a ser la razón del conflicto de nuestra protagonista.

En tanto, el resto de los personajes son bastante trillados: la nena rebelde, el amigo vanidoso, la jefa cómplice, la amiga machona, las madres del chat de mamis, etc.

Sin embargo, pese a sus clichés, lo más flojo de No soy tu mami es que su argumento es muy similar a Someone like you (2001), una comedia romántica norteamericana, donde una periodista expone en su columna los hábitos machistas de los hombres en pareja.

Al final, No soy tu mami no es comedia porque las risas que provoca son pocas; no es romántica porque la pareja carece de química; y por último, tampoco es feminista ya que su mensaje sobre empoderamiento femenino se diluye en un relato simple y estereotipado.

 

Lidia Coria

Twitter: @liXoria

Facebook: Cinéfilos a Bordo

 

Otras Noticias