mujeres

Dar consejos cuando no se nos piden

domingo, 3 de marzo de 2019 · 07:02

Somos muy buenas para dar consejos y malísimas para vivir esas mismas recomendaciones.

Cuando una persona cercana a nosotros, un amigo o un familiar, nos cuenta un problema que tiene y que le preocupa, o bien, nos cuenta alguna decisión importante que ha de tomar, tenemos la tendencia de darle el consejo que creemos adecuado: incluso cuando esa persona no nos lo haya pedido.

En muchas ocasiones, damos consejos para redimir nuestras propias culpas. Al aconsejar a alguien sentimos que nuestros problemas pasan a segundo plano y lo peor del caso es que aconsejamos a quien no lo pide. Si alguna amiga nos cuenta que está saturada de trabajo, de inmediato iniciamos la letanía del riesgo que representa el estrés.

Hacemos una y otra vez recomendaciones de quien expresó solo un comentario, solo quería sacar a luz un sentimiento.

Reitero, somos muy buenas dando consejo a quien no lo pide. Somos especialmente buenas para hablar y no escuchar.

Por naturaleza, deseamos ser escuchadas, pero eso debe ser recíproco.

Se recuerda con gusto a quienes practican el arte de escuchar y tienden a convertirse en personas inolvidables.

Es un arte, una destreza que puede aprenderse. Teniendo en cuenta todo esto, cuando una amiga te cuente un problema, escúchala y exprésale tu cariño, porque puede que eso sea lo único que necesita.

Quizás solo quisiera hablar y que le escuches. No le des el consejo mágico, y menos si no te lo ha pedido.

Dejá a un lado tu mirada crítica, ponete en la piel de los otros sin hacer comparaciones, sin reproches al contrario que se sienta cómoda y segura. Dejá que camine con sus zapatos, no con los tuyos. ¿Qué mejor acción hacia quienes decimos querer, que hacerlos sentirse escuchadas?

Por otro lado, si sos de las que piden consejos, tené en cuenta que te darán el que funciona para los demás. No necesariamente el que funciona para vos.

Decide por ti misma lo que has de hacer; si te sale bien, estupendo, en el caso contrario, será tu error.

Y sin duda alguna, tu aprendizaje.

De mujer a mujer honro lo más sagrado en ti!!!

 

 

Otras Noticias