lunes 15 de agosto de 2022

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Niño pidió ayuda al 911

Resguardaron a dos niños y el padre pide la tenencia de ellos

Sucedió el domingo por la noche. A llegar la Policía, la madre dijo que no había ningún nene. Lo encontraron escondido.

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
19 de abril de 2022 - 01:10

“Es honra de los hombres proteger lo que crece, cuidar que no haya infancia dispersa por las calles”… En el marco de la violencia familiar, niños, niñas y adolescentes suelen ser las víctimas más vulnerables. El domingo por la noche, una llamada al 911 puso en alerta al personal policial. Una vocecita pedía ayuda. Al llegar al domicilio indicado, una mujer abrió la puerta.

Los policías preguntaron si había algún niño, pero la mujer lo negó. No obstante, los uniformados insistieron. La mujer no tuvo más opción que ceder y dejarlos entrar. Tras revisar el inmueble, en un patio cercano, con poca luz y escondido, con el teléfono en mano, se encontraba el chico que había llamado.

Los policías resguardaron al niño de 11 años y sus hermanitos, y, al mismo tiempo, dieron intervención al Sistema de Protección de Niños, Niñas y Adolescentes. El chico les dijo su nombre y que tiene 11 años. También les dio los datos de su papá, quien está separado de su madre. El hombre fue notificado sobre esta situación.

Consultado al respecto, Eduardo Codevilla, secretario de Familia –organismo que tiene a su cargo el Sistema de Protección-, indicó que, de acuerdo con las primeras investigaciones de los policías, esta no habría sido la primera intervención. La madre tendría antecedentes de echar al niño.

Desde el Sistema de Protección se indicó que entrevistaron al padre de los niños.

El hombre manifestó que se encuentra separado de la madre de los chicos, con quien tendría una relación conflictiva. Los vecinos del barrios le habrían informado sobre las actitudes de la mujer.

Dada la situación y su compromiso por cumplir con los deberes de asistencia y cuidado de los chicos, se le hizo firmar un acta de compromiso. De esta manera, el padre quedó al resguardo del niño de 11 años y de otro niño, de cinco. Además, habría advertido que inició los trámites judiciales por la tenencia de los chicos.

¿Qué hacer?

La Línea 102 de Asistencia a Niños, Niñas y Adolescentes funciona las 24 horas, todos los días del año. A través de teléfono, se pueden denunciar casos de vulneración de derechos de chicos y chicas.

Otra de las formas para realizar las denuncias es a través de las Asesorías de Menores, que funcionan en Perú 18 o a los teléfonos 0383409003 o 09004 o 09013. En casos de maltrato, es fundamental poner en conocimiento a la Secretaría de Familia, que funciona en el CAPE, en el Pabellón 24.

Las redes sociales no son la mejor vía para denunciar porque exponen a los niños en situación de riesgo. Para mayor información, la Asesoría de Menores 1 tiene un espacio en Instagram con material simple y didáctico. De manera privada, se pueden realizar consultas.

Crianza compartida y sin violencia

La trágica muerte de Lucio, en noviembre último, puso el foco en la necesidad de trabajar en perspectiva de niñez. La normativa está vigente, la responsabilidad parental debe ser compartida entre los padres –lo cual deja de lado la creencia popular de que “los chicos están mejor con la madre” y a la vez exhorta a los padres a tener un rol más activo en la crianza-. Sin embargo, la violencia vuelve a estar presente.

El Código Civil y Comercial de la Nación prohíbe expresamente, en el artículo 647, cualquier tipo de castigo corporal y malos tratos que afecten física o psíquicamente a los niños por parte de quienes ejercen la responsabilidad parental. La violencia, en cualquiera de sus formas, es una vulneración de derechos que tiene, además, muchas consecuencias negativas en el bienestar presente y en el desarrollo futuro de los niños y niñas. Más adelante, en el artículo 638 se establece que la responsabilidad parental es el conjunto de deberes y derechos que corresponden a los progenitores sobre la persona y bienes del hijo, para su protección, desarrollo y formación integral mientras sea menor de edad y no se haya emancipado.

Te Puede Interesar