EN UN COMUNICADO OFICIAL

Nación relativizó el pronunciamiento

miércoles, 5 de mayo de 2021 · 01:00

El Gobierno nacional afirmó que su "propósito es volver cuanto antes a vivir con la mayor normalidad posible", tras el fallo de la Corte Suprema de Justicia que avaló el dictado de clases presenciales en la Ciudad de Buenos Aires. "El Gobierno nacional siempre, y también ahora, trabaja priorizando la salud y la vida de argentinos y argentinas. Con esa convicción seguirá trabajando para traer vacunas y vacunar a los y las habitantes de nuestro país, para cuidar la salud pública y la vida, preservando la economía", resaltó el Ejecutivo en un comunicado que lleva la firma del secretario de comunicación y prensa, Juan Pablo Biondi.

El Gobierno emitió una respuesta formal, que consta que 20 puntos para fijar su posición frente al fallo, en la que relativizó el pronunciamiento de la Corte y remarcó que sigue vigente el DNU que suspendió la presencialidad, hasta el 21 de mayo, en el Área Metropolitana de Buenos Aires.

"El DNU explica con claridad los motivos por los cuales se adoptan las medidas allí dispuestas y se encuentra plenamente vigente. Se trata de una norma federal que no ha sido cuestionada judicialmente por el GCBA (Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires)", manifestó. En ese marco, la administración de Alberto Fernández exhortó "a todas las personas a redoblar esfuerzos para dar cumplimiento a las medidas de cuidado y de contención de contagios".
"Nuestro propósito es que podamos volver, cuanto antes, a vivir con la mayor normalidad posible, desarrollando plenamente las actividades que hoy se encuentran temporariamente restringidas por la pandemia. Es lo que más anhelamos y por lo cual trabajamos cada día", enfatizó.

Respecto del pronunciamiento de la Corte, precisó que la sentencia conocida este mediodía "no resolvió un caso particular y concreto, sino que realiza consideraciones indicativas, toda vez que ya no se encuentra vigente el DNU cuestionado". "El mismo tribunal admite, como ya lo había hecho en la Acordada 6/2020, que el Poder Judicial no cuenta con los instrumentos necesarios para evaluar la idoneidad de los indicadores sanitarios y epidemiológicos y, por lo tanto, las medidas aptas para contener los contagios", subrayó. En esa línea, el Ejecutivo apuntó: "Con inusitado rigor formal, como si no estuviese en riesgo la salud pública y los derechos subjetivos que de ella derivan, como la vida, la Corte Suprema ha sostenido que, al suspender por quince días las clases presenciales en el conglomerado urbano del AMBA, el Gobierno Nacional se habría basado en consideraciones meramente conjeturales con insuficiente fundamentación".

"Es un deber y un objetivo central de este Gobierno garantizar el derecho constitucional a la educación; y sabemos, sin ninguna duda, que este derecho se ejerce con mayor plenitud cuando se desarrolla en la modalidad presencial con docentes, niños, niñas y adolescentes en las aulas", expresó.n

Otras Noticias