Higiene urbana decidió no realizar el servicio de recolección de residuos

Tensión entre el municipio capitalino y el gremio del SOEM

El fiscal municipal inició una denuncia penal porque el SOEM convocó a una asamblea sin respetar el aislamiento.
martes, 7 de julio de 2020 · 01:09

El sindicato de Obreros y  Empleados Municipales  realizó ayer una asamblea con los trabajadores del área de Higiene Urbana, quienes decidieron no salir a trabajar al asegurar que no contaban con los elementos de protección necesarios frente a la pandemia. El fiscal municipal Tristán Agustín Lobo presentó una denuncia en la Justicia provincial por la violación del aislamiento social, preventivo y obligatorio y por la intimidación a dos funcionarios de la comuna. 

El último fin de semana, cuando Catamarca ya estaba en la fase 1 del aislamiento, los trabajadores municipales ya habían anticipado que no realizarían la recolección de residuos. El municipio, por su parte, había informado que se había decidido que no cumplan con el servicio hasta que no esté clara la situación de los enfermos de COVID-19  en Catamarca, pese a que el municipio había adherido al decreto de la Provincia que declaraba la recolección de residuos como servicio esencial. Ayer a la tarde, cuando llegó la hora de la salida de los camiones, los municipales se opusieron y reclaman no solo elementos de protección sino también un adicional por tareas insalubres, según había explicado Walter Arévalo a EL ANCASTI.   

El municipio entregó ayer algunos elementos como las botas que reclamaban para cumplir las tareas, pero el reclamo de fondo es que no están de acuerdo con el proceso para las recategorizaciones que anunció el municipio el viernes pasado. 

Luego el fiscal municipal inició una denuncia penal ante  el fiscal Hugo Costilla en contra de integrantes del Sindicato de Obreros Municipales (SOEM) en la persona de Walter Arévalo y demás miembros de la Comisión Directiva.

La denuncia expresa que en el predio de Higiene Urbana se realizó la asamblea en la que participaron de manera presencial y efectiva alrededor de no menos de 70  personas  que no dieron cumplimiento a las medidas preventivas de distanciamiento personal, uso de barbijos y evitar situaciones de aglomeramiento.

"Dicha reunión tenía como única finalidad reclamar supuestos incumplimientos de mejoras salariales de parte del municipio, alentando a los trabajadores presentes para que se abstengan de cumplir sus servicios normales y habituales, y que directamente se retiren a sus domicilios particulares y sin cumplir con sus funciones".

Además, relata que se vivió una situación de intimidación a los funcionarios Martín Barrionuevo  y David Gallo, funcionarios del área de Servicios Públicos, ya que los municipales reclamaban que se deje constancia de su asistencia, pese a que no iban a prestar el servicio, con la intención de no perder el adicional. 

"La conducta de mis denunciados ha implicado de manera evidente la violación alas disposiciones nacionales y provinciales que han determinado la declaración del estado de emergencia sanitaria y la disposición del distanciamiento social, preventivo y obligatorio en el marco de todo el territorio de la provincia", expresa la presentación. Finalmente, los trabajadores municipales no realizaron la recolección de residuos con el riesgo que ello implica en esta situación de pandemia. 

Otras Noticias