La pandemia || aparte del ubicado en el ingreso al hospital "malbrán"

Preparan centro de control exclusivo para camioneros

La ministra de Salud, Claudia Palladino, dijo que en este punto los controles serán más estrictos.
martes, 7 de julio de 2020 · 01:09

Ante la aparición de los primeros casos de COVID-19 en la provincia, la ministra de Salud, Claudia Palladino, adelantó que en la zona de El Pantanillo se conformará un ingreso especial para los camiones y transportistas que ingresen a la ciudad. En el lugar, todos los trabajadores del volante serán sometidos a estudios para determinar si presentan  síntomas. En ese marco, se les tomará la temperatura y se realizará prueba de olfato. La funcionaria señaló  que no se descarta  hacer pruebas de screening, el nuevo método de testeo rápido que aún está en evaluación. 

“Se está trabajando en El Pantanillo para armar una sede de control. Es lo que nosotros pedíamos, un control de síntomas con pruebas de olfato y de temperatura más estrictas”, remarcó.

Palladino indicó que este nuevo punto será aparte del puesto caminero del Hospital “Malbrán” donde se toman  los datos, síntomas y fiebre a cada vehículo. “Por el horario de ingreso de los camiones, estábamos evaluando este nuevo puesto, junto a la posibilidad de hacer alguna prueba de screening. Este antígeno que aún está en el marco de un protocolo de investigación porque es nuevo, pero que será un dato más que ayudará al control”, agregó.

La funcionaria resaltó que este centro fue acordado con el gremio de camioneros de la provincia. En ese marco, indicó que los trabajos en el Pantanillo podrían empezar a partir de hoy. 

“Los trabajadores van a tener lugar para el baño y un puesto por si necesitan comida. La es que la central sea ahí. Así como hicimos el ingreso único a la ciudad en la zona del CIIC, vamos a tener este ingreso de camiones en El Pantanillo”, sostuvo.

Finalmente, la funcionaria reconoció que el seguimiento a los transportistas es el más complicado para las áreas de Salud, no solo de Catamarca. “El tema camioneros es el más difícil en todo el país y en el mundo. Tiene que ver con esto que uno no puede frenar el ingreso porque son insumos necesarios, esenciales”, indicó. 

“Este virus va para largo”
En otro tramo de la entrevista, Palladino insistió en la necesidad de extremar las medidas de cuidado. "Tenemos que cuidarnos y cumplir los consejos, porque si no, como ocurrió, de un caso después a cinco", sostuvo.  

La funcionaria recordó que luego de que se conociera el primer caso de COVID-19 en la provincia hubo 120 contactos estrechos lo que consideró como "mucho". 

"Contacto estrecho es el que vive conmigo, por lo que tener 120 nos alarma porque quiere decir que en lo cotidiano no cumplimos los protocolos y no nos cuidamos. Es clave el barbijo y la distancia”, remarcó.

 “Estamos en estos días de cuarentena estricta para frenar la circulación, para tener aislada a la gente y que no se continúe transmitiendo el virus”, agregó.

Más adelante, ratificó que “este virus es para largo", teniendo en cuenta que hasta la fecha no hay una vacuna. "Estamos viendo que en Europa está habiendo una segunda ola. Sinceramente esto viene  para largo y la única manera de ir liberando  actividades es que seamos respetuosos de las normas de cuidado", manifestó. 

Enojo de los camioneros
El Ancasti TV realizó un recorrido por el puesto de control ubicado en el ingreso del Hospital Monovalente "Carlos Malbrán". En la oportunidad, los camioneros que se deben someter a los testeos obligatorios expresaron su malestar por el trato que reciben de la sociedad en general.

Uno de los transportistas reclamó que los dejen "trabajar en paz" y afirmó que por lo estrictos de los controles muchas veces deben quedar varados en las rutas. "En Tucumán cortan el ingreso desde las 22 hasta las 6 y no se tiene que quedar esperando", dijo agregando que al momento de concretar la entrevista ya llevaba más de tres horas esperando en el ingreso del nosocomio local. 

"Queremos que nos dejen tranquilos porque en cada provincia nos hacen los controles. La gente nos ve como sucios, pero no entiende que sin nosotros no hacen nada", afirmó.  

Finalmente, indicó que actualmente su trabajo "es muy difícil", ya que "no podemos parar ni para ir al baño y nos tratan mal".

"Trabajar así es muy malo. Nosotros comemos y nos bañamos como todos", cerró. 

Otro trabajador del volante cuestionó la realización de los controles al indicar que "nadie entiende y en especial la policía". En ese marco y al momento de hablar con el medio, afirmó que se encontraba esperando desde las 3 de la mañana de ayer. 

El transportista indicó que no está en contra de los controles, al indicar que "uno está para colaborar con todos", pero criticó que "no te dan lugar para hacer las cosas medianamente bien".

Sobre el malestar de la sociedad hacía el trabajo de los choferes, sostuvo "yo la entiendo a la gente, pero cada uno tiene que hacer lo suyo".  

Otras Noticias