la propiedad ya había sido allanada en 2016 en la causa por la ruta del dinero

La Justicia ordenó excavaciones en una estancia de Lázaro Báez

Buscaban un contenedor enterrado con dinero negro en el marco de la causa de los cuadernos.
domingo, 09 de septiembre de 2018 · 04:10

La Justicia realizaba ayer  perforaciones en la provincia de Santa Cruz en búsqueda de un contenedor enterrado con dinero negro y joyas en el marco de la investigación por los cuadernos de las coimas.
 La decisión fue tomada por el juez Claudio Bonadio a raíz información que llegó al teléfono habilitado por el Ministerio de Seguridad para recibir datos para resolver el caso, informaron fuentes oficiales. 
Vialidad Nacional y Gendarmería trabajaron desde las 9 dentro de una estancia ubicada en la localidad de Cruz Aike (60 kilómetros de El Calafate), propiedad del empresario Lázaro Báez, que ya había sido allanada en "La ruta del dinero K" por el juez Sebastian Casanello durante 2016. 
Unas 20 personas trabajan con un torre de perforación, una excavadora y un camión cisterna dentro de la chacra,  según informó LA NACION. 

La actividad se realizó  un kilómetro campo adentro de la propiedad, prácticamente la misma zona que ya había rastrillado el fiscal Guillermo Marijuan hace dos años. 

Las denuncias recibidas en las últimas horas hacen foco en un contenedor enterrado a varios metros de profundidad.  Hasta el cierre de esta edición  no se conocían los resultados de las performaciones que llevan adelante los funcionarios.

El operativo -empezó debido a un llamado de una persona que habría trabajado para Báez y que se contactó con el ministerio de Seguridad, de Patricia Bullrich.

Esa persona  habría dado datos e información muy creíbles sobre esta nueva chance de encontrar el objetivo extraordinario: plata, mucha, oculta al estilo narco, en terrenos extensos y nunca explorados por las fuerzas nacionales.

En esa estancia, valuada en más de $40 millones. 

La causa 
Ex funcionarios kirchneristas y  empresarios de la construcción quedaron detenidos por orden del juez Claudio Bonadio, en el marco  de la causa vinculada a la corrupción durante el gobierno kirchnerista, conocida como "los cuadernos de la corrupción". La ex presidenta Cristina Kirchner, varios funcionarios de su confianza, como Oscar Parrilli y Julio De Vido, y el ex juez Norberto Oyarbide, entre otros, fueron llamados a indagatoria.

La causa se sustenta a partir del contenido de ocho cuadernos manuscritos que, de acuerdo a la investigación judicial, pertenecían a Oscar Centeno, ex chofer de Roberto Baratta, empleado del ex ministro Julio de Vido. En ellos se detallan direcciones, cifras, fechas, nombres y movimientos de funcionarios y empresarios. Supuestamente, unos y otros se encontraban regularmente para entregar y recibir bolsos con millones de dólares provenientes de coimas en contratos públicos de construcción y energía. Las anotaciones de Centeno sacudieron mundo de la política y del empresariado.

Otras Noticias