EN EL MARCO DE LA CAUSA CICCONE, EN LA QUE TAMBIÉN FUE INHABILITADO PARA EJERCER CARGOS PÚBLICOS

Boudou, condenado a casi seis años y fue nuevamente preso

Además, la sentencia cayó sobre otros cinco implicados, incluidos los socios y testaferros del ex vicepresidente.
miércoles, 08 de agosto de 2018 · 04:26

El ex vicepresidente, Amado Boudou, fue condenado por la causa Ciccone a la pena de cinco años y diez meses de prisión efectiva por el Tribunal Oral Federal número 4, que dispuso su "inmediata detención" en el penal de Ezeiza, en un hecho sin precedentes en la historia del país. Él y su socio, José María Núñez Carmona, fueron detenidos por "riesgos procesales como el peligro de fuga" y el "posible apriete a testigos", ya que aún el caso Ciccone sigue siendo materia de investigación hacia otros implicados. Además, fueron condenados otros implicados.


Los jueces encontraron a Boudou "autor penalmente responsable de los delitos de cohecho pasivo y negociaciones incompatibles con la función pública" y lo condenaron a prisión, más una multa de 90 mil pesos e inhabilitación especial perpetua para ejercer cargos públicos. La prisión se hizo efectiva de manera inmediata junto a Núñez Carmona, quien fue condenado a cinco años y medio de prisión, y el empresario Nicolás Ciccone, ex dueño y fundador de la empresa y condenado a cuatro años y medio a cumplir de manera domiciliaria.


Además, el titular de The Old Fund y acusado de ser testaferro del ex vice, Alejandro Vandenbroele, recibió una condena de dos años en suspenso y deberá realizar durante tres años tareas comunitarias no remuneradas en una institución de bien público. El ex jefe de asesores de la AFIP, Rafael Resnnick Brenner, y el ex funcionario del Ministerio de Economía, Guido Forcieri, también fueron condenados como "partícipes necesarios" a tres años y dos años y medio en suspenso, respectivamente, por lo que no irán a prisión.


El fallo tuvo el voto mayoritario de Pablo Bertuzzi y Néstor Costabel y la disidencia parcial de Gabriela López Iñiguez: la jueza votó a favor de que mantuvieran la libertad Boudou y Núñez Carmona, pero que se les fijara la prohibición de salida del país, la retención del pasaporte, la obligación de presentarse todos los meses en Tribunales y establecer domicilio fijo.


Antes del veredicto, Boudou había brindado sus últimas palabras y señaló que "hay un relato construido en este juicio, muchas cosas se desbarataron". "Jamás negocié por mí o terceras personas el 70 por ciento del paquete accionario de Ciccone. Si hubo cohecho, acá falta la persona que pagó.

El supuesto cohecho no tiene ningún asidero porque nunca existió. Hay una cuestión de revancha de clase, de aleccionar, de que nadie se tiene que animar a cambiar las cosas. Los políticos que deciden cambiar la realidad son perseguidos. Primero desde el punto de vista mediático, luego desde el sistema de justicia", cerró.


Núñez Carmona también habló y dijo que era "descabellado" el pedido de detención en su contra. Asimismo, se dirigió a Vandenbroele y Forcieri, y les pidió disculpas: "Si están acá es por culpa mía", dijo y se mostró quebrado.

Apelación
Los abogados Alejandro Rúa y Matías Molinero, defensores de Boudou y su Núñez Carmona, aguardaban por estas horas los fundamentos del Tribunal Oral Federal 4 para disponer la prisión preventiva a fin de poder apelar el fallo e intentar que la Cámara Federal de Casación Penal revoque la decisión mayoritaria de los jueces.


Esa es la primera reacción de la defensa tras las detenciones, puesto que para apelar la condena en sí deben aguardar los fundamentos que se darán a conocer recién el próximo 3 de octubre.

Otras causas
A Boudou le quedan pendientes otras cuatro causas: Una es la renegociación de la deuda de Formosa, en la que se investiga si terció en favor de la empresa The Old Found para que gestione la renegociación; otra por la una posible falsificación de facturas en la rendición de viáticos por unos 20.000 euros que se habrían gastado en 2011 durante viajes oficiales a París, Francia, que Boudou realizó como ministro; otra por la compra directa de 19 autos de alta gama que fueron destinados a una flota oficial del Ministerio de Economía, que se habrían adquirido sin licitación; y otra por la compra de acciones con dinero del Fondo de Garantía Sustentabilidad de la ANSES (FGS) que ocasionaron pérdidas por 4.200 millones de pesos.

Otras Noticias