Es un comercio de venta de muebles, el jefe comunal tendría una deuda de 42 mil pesos

Intendente de Recreo, escrachado como "moroso sin vergüenza"

Roberto Herrera negó la situación y dijo que se trató de 'un error'. Anunció medidas legales.
sábado, 7 de julio de 2018 · 04:06

El intendente de Recreo, Roberto Herrera (FCS-Cambiemos), fue acusado de morosos por un comercio de muebles en la ciudad que comanda.


El jefe comunal fue "escrachado" como "moroso sin vergüenza" junto a otros clientes del negocio recreino que, cansado de pedirles que cancelen sus deudas, no le quedó otra que dar a conocer la lista de los deudores en una de la vitrinas del local.


En diálogo con Radio Ancasti, uno de los dueños del local, Pablo Cajal, explicó que en el caso de Herrera, el intendente le debe 42 mil pesos desde hace más de tres años.  Por su parte, el jefe comunal negó tener algún compromiso con el comercio y sostuvo que se trato de "un error".
"Estamos tratado cobrar las cuentas que nos deben, teniendo en cuenta que la situación está complicada para todos los negocios", dijo Cajal a Radio Ancasti.


"Empezamos a realizar gestión de cobranzas, llamando por teléfono y enviando notificaciones y las deudas que nos quedaron, la mayoría son viejas con más de dos años de antigüedad, entre ellas la de Herrera", agregó.


Cajal, manifestó que no es la primera vez que toma esta medida contra el intendente, ya que hace tres meses también lo hizo. “En esa oportunidad, (Herrera) pagó una o dos cuotas y no pagó más.

Intentamos comunicarnos con él por todos los medios, pero no pudimos", aseveró. 


Consultado sobre el motivo por el cual Herrera no quiere pagar la deuda, señaló que el jefe comunal  aduce que recibió un placard supuestamente defectuoso. "Para darle un corte y que no haya más problemas, le dijimos que le retiramos el placard y que no le íbamos a cobrar nada de los tres años de uso que tenían. Es por eso que le hicimos una nota de crédito y que pague la diferencia de otra mercadería que sacó. Nosotros arreglamos de palabra con su señora", relató.


"Fuimos a su casa, retiramos la mercadería y cuando nos tenían que pagar la diferencia que eran 42 mil pesos, no los encontramos nunca más", aseguró. 


Finalmente, indicó que la deuda es de hace tres años. "En su momento era 90 mil pesos, pagó algo y con la nota de crédito quedó con el saldo de 42 mil pesos", cerró. 

“Intimidación”
Consultado por el escrache en su contra, Herrera dijo que desconoce la naturaleza de la situación, creyendo que se trata de “un error” por parte del dueño del local. Para Herrera, Cajal "no habría tomado los recaudos suficientes para revisar la situación, obviando el proceso legal correspondiente en caso de la existencia de una deuda".


Además, consideró que la lista de morosos "vulnera y atenta contra las personas en una clara conducta de doble castigo, violentando el derecho de los consumidores, convirtiéndolo en un método de represión, gravoso e ilegal".


"El  método empleado fue usado como un anzuelo para operaciones de desprestigio contra mi persona, es por ello que deberán acreditar la veracidad de tal situación", advirtió. 


"Por lo tanto,  mis abogados resolvieron enviar una Carta Documento intimando a que aclare la situación, previendo accionar civiles", finalizó.

Otras Noticias