Proyecto presentado por el diputado Víctor Luna

Piden sanciones para padres o tutores que agredan a los trabajadores de la Educación

lunes, 11 de septiembre de 2017 · 18:55

En el día del Maestro, el diputado Víctor Luna (FCS)  ingresó un proyecto a la Cámara de Diputados por  el que propone de cinco a  treinta días de arresto días arresto o trabajo comunitario, y multa de entre el  70% y el 100% del haber mensual de un maestro de grado para quien hostigue, maltrate, menosprecie o perturbe emocional o intelectualmente a un trabajador de la educación, sea docente o no. La sanción es para los padres o tutores de los alumnos.  

En este sentido, propone incorporar a la Ley 5.171 Código de Faltas, en el libro “Faltas contra la Autoridad”.  De esta manera, se incorpora una sanción  a  “quienes invocando un vínculo con un alumno, dentro del establecimiento de gestión pública o privada o en las inmediaciones, hostigue, maltrate, menosprecie o perturbe emocional o intelectualmente a un trabajador de la educación, sea docente o no”.

En otro ítem propone sancionar a aquellos que ejerzan actos de violencia física contra un trabajador de la educación sea docente o no. También contempla pena para quien arroje contra un trabajador de la educación sea docente o no, o contra un bien de utilidad educativa, elementos de cualquier naturaleza.

Por último, contemple el caso de quien Ingrese sin autorización a un establecimiento educativo y no se retire a requerimiento del personal docente o no docente, perturbando de alguna manera el ejercicio de la función educativa.

En los fundamentos del proyecto, Luna expresa: “A lo largo de los años, las acciones de violencia de los padres y personas con algún vínculo con los alumnos sobre personal escolar docente y no docente ha sido tema de relevancia ya que afecta a gran parte de la sociedad”.

Y más adelante, añade: “El estado provincial no puede negarse a intervenir cuando estas conductas alteran el funcionamiento educativo afectando la integridad psicofísica de los trabajadores de la educación”.

“La perturbación y la afectación a los derechos de los trabajadores terminan impactando en definitiva en la calidad de la educación y en los derechos de los educandos”, concluye.
 

Otras Noticias