un ex funcionario que también es empleado municipal

Denuncia que Guaraz lo echó porque se negó a robar carteles

Omar Padilla no cobra sus haberes desde hace más de 2 años a pesar de estar en planta permanente.
Denuncia que Guaraz lo echó porque se negó a robar carteles
Planta. Copia del decreto que daba estabilidad a padilla.
domingo, 19 de marzo de 2017 · 04:08

Una nueva polémica envuelve al intendente de Bañado de Ovanta (Santa Rosa), Elpidio Guaraz. Es que un empleado de la municipalidad, denunció que hace dos años no puede cobrar sus haberes porque el intendente no se lo permite.

El trabajador indicó que la negativa del jefe comunal de pagarle, surge de cuando era funcionario del municipio y se negó a retirar cartelería de la ruta nacional que pasa por la localidad por expreso pedido de Guaraz.

Por la postura de Guaraz, este trabajador hace dos años que no tiene un ingreso y tuvo que recurrir a otras actividades y a la ayuda de vecinos para poder vivir.

El empleado en cuestión se llama Omar Padilla y fue secretario de Servicios Públicos durante la anterior gestión de Guaraz. En diálogo con El Ancasti, Padilla relató que el jefe comunal lo echó del cargo luego de negarse a cumplir una serie de pedidos que le había solicitado y que rozaban lo ilícito.

"Una vez me pidió que saque unos postes de la luz y cables de una finca privada y después me solicitó que arranque la cartelería de la ruta que pasa por la localidad", comentó.

A lo que agregó: "Por supuesto que yo me opuse a realizar ese tipo de cosas y, como me negué, me echó del cargo", dijo el ex funcionario, añadiendo que fueron varios los pedidos de estas características que le solicitó el intendente.

El ex funcionario indicó que Guaraz nunca le dijo que lo había dado de baja como funcionario y que recién se enteró cuando fue a cobrar. Tiempo después, recién pudo dar con el decreto en el que el intendente lo da de baja el primero de enero de 2015.

Pero los problemas para Padilla no terminaron con su apartamiento del cargo. Según relató, él es empleado de planta permanente del municipio desde septiembre de 2013 y ostenta la categoría 23. Pero cuando el jefe comunal le dio de baja en el cargo de secretario, nunca le volvió a dar el alta como empleado de planta.

"Esto pasó hace dos años y hasta el momento sigo esperando que el intendente me pague lo que me debe", señaló el trabajador.

Actualmente, el ex funcionario no tiene ningún ingreso formal y se encuentra a la espera de ser reincorporado al municipio. "Ahora vivo de changas y de lo que la gente me ayuda", relató.

Las penurias de Padilla continuaron y este año le diagnosticaron cáncer. A pesar de ser empleado municipal, no pudo tratar su enfermedad con la Obra Social de los Empleados Públicos (OSEP), tal como le correspondería, porque Guaraz nunca lo dio de alta.

"Como no tenía obra social, en este tiempo, vecinos y amigos realizaron colectas, para que yo pueda internarme y tratarme. Hoy, gracias a Dios sigo acá", sostuvo.

El trabajador manifestó que en reiteradas oportunidades, se presentó en la Municipalidad exigiendo su reincorporación y el pago de los meses adeudados. No obstante, aseguró que desde la comuna no le brindaron ningún tipo de respuesta. "Cada vez que fui me tuvieron con vueltas. Incluso, el propio Guaraz se esconde cada vez que voy a reclamar lo que me corresponde legalmente", relató.

Finalmente, dijo que entregó toda la documentación que poseía a un grupo de abogados para que realicen las presentaciones correspondientes ante la Justicia. Pero según señaló, los letrados le informaron que no se avanzó en nada. En ese sentido, sospecha que el intendente podría haber frenado el trámite legal.

En los próximos días, Padilla realizará una nueva presentación en la Justicia.

Historial del intendente

No es la primera vez que el intendente de Bañado de Ovanta es noticia por cuestiones polémicas. En el último tiempo, es protagonista de hechos que le valieron denuncias en su contra por concejales y por los mismos vecinos de la localidad.

Hace poco denunció el cobro de coimas por la Secretaría de Ambiente para autorizar desmontes; durante un tiempo tuvo dos concejos deliberantes paralelos porque no reconocía como tal a concejales opositores; también cortó media calzada de la ruta nacional 64 por las festividades en honor a Santa Rosa de Lima; en otra oportunidad, tapió una calle para la realización del festival santarroseño. También fue denunciado por cobrar peaje en una ruta nacional.

Otras Noticias