viernes 27 de mayo de 2022

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE

Reclamo gremial para que las comunas paguen el mínimo

Desde ATE piden los 1.240 para contratados de la provincia y para los empleados municipales. Si no se aplica, iniciarán un plan de lucha.

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
30 de julio de 2008 - 00:00
Los gremios que agrupan a trabajadores de la administración pública reclamaron la adhesión de los municipios al salario mínimo de 1.200 pesos a partir de agosto y 1.240 desde diciembre, acordado a nivel nacional.

Según informaron desde la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE), el sueldo mínimo en las comunas catamarqueñas está en 1.030 pesos, por lo que exigirán que se equipare ese monto con el nuevo mínimo.

Desde ATE, su secretario adjunto, Ricardo Arévalo, anticipó que esta semana realizarán una presentación formal ante el Gobierno de la Provincia solicitando que se aplique el salario mínimo a los trabajadores contratados y que, en caso de ser necesario, se asista las comunas para que eleven el mínimo que pagan a sus empleados.

Aunque desde el Ministerio de Hacienda se señaló que los salarios de los empleados públicos provinciales superan los 1.200 pesos, desde ATE advirtieron que hay alrededor de 2.000 empleados bajo contratos de locación de obras que perciben sueldos inferiores a los 1.000 pesos.

En general el monto del aumento no nos conforma - dijo Arévalo- porque no sabemos cómo va a seguir la inflación hasta diciembre. Y anticipó que si, tras el pedido formal de adhesión al mínimo, las comunas no lo aplican, comenzarán un plan de lucha.

También desde el SOEM anticiparon que reclamarán que el mínimo de 1.240 pesos para los trabajadores municipales porque, remarcaron, las decisiones nacionales no siempre se aplican a nivel local.

El aumento del salario mínimo se da justo en un momento de ahogo financiero de los municipios provinciales que, en su mayoría, debieron pedir ayuda a la Provincia para adherir a los incrementos de sueldo que se otorgaron en abril y mayo y también para pagar aguinaldos.

En ese sentido, desde ATE dijeron que la Provincia tendrá que ver la manera de que el salario mínimo llegue a los municipios, a través de una buena distribución de la coparticipación, aunque admitieron que hay intendentes que no hacen buena letra y realizan gastos innecesarios en lugar de asegurar el pago de sus empleados.
Seguí leyendo

Te Puede Interesar