jueves 26 de mayo de 2022

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE

Más inconvenientes con el único vuelo comercial

Durante agosto, el avión llegará por la noche cuatro días a la semana. Por la reducción horaria en el Aeropuerto, pasaría directamente a La Rioja. Encima, no saldrá desde Aeroparque, sino de Ezeiza.

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
29 de julio de 2008 - 00:00
A pocos días de haber recuperado frecuencias, Catamarca volverá a tener inconvenientes con el único vuelo comercial que cubre la ruta a Buenos Aires: durante todo el mes de agosto, el avión de Aerolíneas operará desde el aeropuerto internacional de Ezeiza y no desde Aeroparque como lo hace normalmente. Encima, por la reducción horaria a raíz de la falta de personal en el Aeropuerto local, la máquina obviaría la escala catamarqueña cuatro días a la semana, ya que estará arribando por la noche, cuando el Felipe Varela ya esté cerrado.

Las modificaciones en los horarios convencionales son consecuencia del aumento de la demanda hacia destinos turísticos y la poca disponibilidad de aviones de la empresa, que recientemente volvió a ser controlada por el Estado. Desde la firma explicaron que por las vacaciones de Buenos Aires y la Capital Federal, crece exponencialmente el requerimiento de ticket aéreo, a lo que se suma la realización de vuelos charter hacia los centros invernales y lugares como las Cataratas del Iguazú o Salta. Esto obligará a una reprogramación general de los vuelos de la compañía.

Por los cambios, vuelos de rutina poco demandados, como el que llega a Catamarca, sufrirán modificaciones. El representante comercial de la empresa, Rodolfo Riganti, confirmó que desde el 1º de agosto el avión la provincia llegará los lunes y martes por la mañana, y los miércoles, jueves, viernes y domingo, por la noche. Los sábados no hay frecuencia.

Con los primeros dos días no habría mayores inconvenientes, salvo el hecho de que los pasajeros deberán trasladarse a Ezeiza para abordar la máquina. En cambio, el resto de los días, la situación se complica.

Es que por la licencia del personal vigente hasta septiembre, la aeroestación catamarqueña cierra a las 19, y el avión llegaría de miércoles a domingo después de esa hora. Esto obligaría a la máquina a aterrizar directamente en La Rioja, desde donde los viajeros serían trasladados por tierra a la ciudad capital.

O sea que los pasajeros tendrán un doble recorrido extra en auto: desde Capital Federal hasta Ezeiza para subirse al avión, y desde La Rioja hasta Catamarca, con todos los trastornos que esto implica.Antecedente

Estos inconvenientes ya habían sido advertidos por la Provincia, aunque las gestiones realizadas ante el Gobierno nacional para que la situación se revierta, fueron hasta ahora infructuosas.

Hace poco más de una semana, y luego de que el avión no pudiera aterrizar en Catamarca por la reducción horaria del aeropuerto -los pasajeros esperaron mucho tiempo para abordar y recién fueron informados al respecto en vuelo-, el ministro de Gobierno, Javier Silva, aseguró a este diario que se había realizado un reclamo al Ministerio del Interior para aumentar la dotación de personal.

El funcionario recordó que el Gobierno se comprometió a mejorar la categorización del aeropuerto local mediante la compra de una autobomba y la instalación de un destacamento permanente de Bomberos, y que por un acuerdo de reciprocidad, la Nación debería haber aumentado los controladores de torre y personal de seguridad, para permitir la operación nocturna. Hasta ahora no se realizó.

En este marco, el vehículo estará llegando en unos sesenta días a la provincia y será de uso exclusivo del Felipe Varela.

Demora mínima

A pesar de que unos 25 vuelos de Aerolíneas Argentinas y Austral experimentaron demoras de varias horas -lo que complicó a muchos turistas que iniciaban ayer sus vacaciones-, el avión a Catamarca llegó casi a horario, con apenas media hora de retraso. En el aeroparque Jorge Newbery, en tanto, los retrasos del fin de semana llevaron a reprogramar la mayoría de los vuelos, lo que complicó especialmente destinos como Formosa, Misiones, Neuquén y Chaco. En el caso del avión a Posadas, por ejemplo, que tendría que haber salido a las 13.05, salió después de las 20. Y el que tenía por destinto la capital neuquina, fue reprogramado de las 14.30 a las 19.30. Mientras tanto, cientos de pasajeros -muchos de ellos extranjeros- se agolparon en el aeroparque metropolitano y las críticas hacia la empresa se multiplicaron.

Seguí leyendo

Te Puede Interesar