domingo 16 de enero de 2022

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE

Denuncia penal contra los jefes de Obras Públicas

La Municipalidad de Huillapima acusó al ministro Juan Acuña y al subsecretario Marcelo Zanotti. Es porque no permitieron que la comuna controlara la obra de la nueva cárcel.

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
19 de septiembre de 2006 - 00:00
La municipalidad de Huillapima planteó ayer una denuncia penal en contra del ministro de Obras Públicas, Juan Acuña, y el subsecretario del área, Marcelo Zanotti, a quienes acusa de no permitir que la comuna controle la obra de la nueva cárcel, que se erigirá sobre su jurisdicción.

El planteo fue interpuesto por el secretario de Obras y Servicios Públicos del municipio capayense, Fabio Oscar Pedraza, quien señaló que la empresa adjudicataria de la obra, Capdevila Constructora SA, no pagó los tributos municipales correspondientes y manifestó sus dudas sobre los efectos que podría tener sobre la calidad de vida de la población el funcionamiento del sistema de cloacas del futuro penal, que desembocará en la Colonia del Valle.

"La Municipalidad de Huillapima tiene la potestad y el derecho no tan sólo de percibir las tasas municipales correspondientes por la construcción en la jurisdicción municipal, sino de realizar la visación de los planos para corroborar si dicha construcción se encuentra dentro de los parámetros legales vigentes en el municipio en cuanto a edificación, normas de seguridad, salubridad, etc", consideró Pedraza en su presentación ante la Fiscalía General.

El funcionario recordó que la Municipalidad de Huillapima no tuvo participación en el proceso de adjudicación de la obra y que, por consiguiente, desconoce los pormenores del contrato en cuanto a las responsabilidades tributarias, de seguridad y salubridad establecidas. Destacó que todos los intentos realizados ante las autoridades de Obras Públicas para acceder a esta información para preservar los intereses de la comunidad de Huillapima, formal e informalmente, fueron infructuosos.

A criterio de la municipalidad, Acuña y Zanotti tuvieron "conductas impropias a su función pública".

"Intentamos tomar conocimiento de los pormenores de la obra, o que nuestros inspectores puedan acceder a la misma a fin de corroborar el cumplimiento de las normas municipales. No se pone en juego la capacidad de los inspectores de obra representantes del Estado provincial, ni la pericia de la firma encargada de la construcción, sino que, por erigirse la misma en jurisdicción de nuestro municipio, y como representantes de la sociedad de nuestra jurisdicción, contamos con el derecho de poseer información referente a la construcción de dicho edificio en nuestra comuna", argumentó Pedraza.



Cloacas

El secretario de Obras Públicas expresó la preocupación de la municipalidad acerca del sistema de cloacas que se implementará en el nuevo servicio penitenciario.

"Se ha tomado conocimiento extraoficialmente de que en el inmueble en construcción se está llevando adelante la construcción de un sistema de desagotes cloacales de la modalidad denominada a cielo abierto , de la cual desconocemos en su totalidad en qué lugar y bajo qué normas de seguridad se realizaría", dijo al respecto.

"Seguramente pueden llegar a traer algún tipo de problemática para los habitantes de la localidad de Colonia del Valle. Esta es una situación extremadamente preocupante de la cual necesitamos tener conocimiento y corroborar las modalidades para su correcto funcionamiento, pues en pro de realizar una nueva edificación que beneficie a la sociedad, no se puede permitir que sea en detrimento de los habitantes, en este caso, de la Colonia del Valle", añadió.

Según Pedraza, personal de la obra aseguró que "los piletones de cloacas, es decir, el lugar en donde desembocan los líquidos cloacales, se construyen a escasos metros de donde se encuentra desde hace años la perforación de la cual se extrae agua potable para proveer a la localidad de Colonia del Valle".

"A fin de velar y garantizar los derechos y el bienestar de nuestros habitantes, es de suma importancia que el municipio pueda corroborar bajo qué condiciones se realiza la obra, para que se obtenga no sólo un correcto funcionamiento, sino que se evite el perjuicio y la contaminación de las napas de agua existentes. Téngase en cuenta que la penitenciaria será habitada por más de 500 internos", explicó el funcionario.
Temas
Seguí leyendo

Te Puede Interesar