miércoles 26 de enero de 2022

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE

Brizuela salió en defensa de la obra del acueducto

El primer mandatario provincial sostuvo que pretenden terminar con el problema de falta de agua en capital, que ya lleva más de 100 años. Y recordó que los diferimientos riegan con agua de pozos.

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
17 de septiembre de 2006 - 00:00
El gobernador Eduardo Brizuela del Moral dijo a los pobladores del departamento Capayán –y en especial a los que viven en Colonia del Valle-, que no deben preocuparse por la construcción del acueducto Pirquitas – Capital, porque el agua de riego está garantizada.

El Gobernador recogió el guante cuando el intendente de Huillapima, Omar Santucho, durante el acto de entrega de viviendas en esa localidad el viernes por la tarde, le pidió en su discurso que “atienda a los agricultores”, que intentaron entregarle un petitorio que explicitaba su disconformidad con el acueducto.

El primer mandatario no sólo respondió al pedido de Santucho, sino que redobló la puesta.

“Nos decía el intendente (Santucho) que atienda a los agricultores. Lo estamos haciendo, señor intendente. Hemos solucionado el problema de productores de pimientos, nogales y ayudamos también a los diferimientos.

El martes los voy a recibir y les voy a explicar, con el equipo técnico, que no tienen porque tener miedo al acueducto. No tengamos miedo al progreso”, aseveró Brizuela en su alocución.

A su vez, el Gobernador fundamentó la importancia de la polémica obra. “Tenemos problemas de agua desde hace 100 años. Lo peor es que hay veces en que no tenemos agua para darle de tomar a los niños. Que se queden tranquilos los colonos, porque ellos van a tener garantizado el riego”, se comprometió Brizuela.

Asimismo, el Gobernador indicó que si los diferimientos con 25.000 hectáreas cultivadas –abasteciéndose con agua de pozos-, no tienen problemas, “porque lo va a tener una colonia con 5.000 hectáreas. “Le vamos a poner los pozos suficientes por si llegara a faltar el agua o se produce una sequía extrema”, analizó.

Sin embargo, Brizuela ratificó la decisión del Gobierno de ejecutar la obra hídrica. “No nos podemos oponer a una obra que le va a solucionar el problema a 150.000 habitantes”, reflexionó.

Por otra parte, el primer mandatario recordó cuando en décadas pasadas otros gobernantes debieron enfrentar las dudas y los miedos de los catamarqueños frente a obras innovadoras para su época. “Soy un catamarqueño que vivió 60 años en esta provincia, que transitó toda su geografía y conoce los problemas existentes en cada uno de los lugares. Les puedo garantizar que no voy a hacer nada que vaya en contra de los intereses de los catamarqueños, sino todo lo contrario, aportar para el desarrollo de las diferentes comunidades”, concluyó Brizuela.
Temas
Seguí leyendo
LO QUE SE LEE AHORA
el dolar sigue subiendo y alcanzo un nuevo record

Te Puede Interesar