el crudo relato de una sobreviviente

“Quedate tranquila, tratá de esconderte, no salgas mucho”

JR fue sobreseída en causas por narcotráfico por ser víctima de trata de personas. Fue utilizada como "mula" y tras haber entregado droga a la policía, no hubo registro de lo que ocurrió después.
jueves, 22 de julio de 2021 · 01:10

La dramática historia de JR se hizo pública el 9 de junio luego que un tribunal resolviera sobreseerla de dos causas por narcotráfico al determinar que existían sobradas pruebas de que era víctima de trata de personas. A sus días de desamparo y angustia debían anexarse el temor por haber quedado en el medio de una presunta conexión narco-policial que fue denunciada, pero cuya investigación no arrojó resultados.

En el informe “El rastro de la ponzoña” realizado por el programa “Sie7e & Medio” de Multimedios Ancasti, la víctima relató dos episodios ocurridos en 2013 y 2016, en los que fue empleada como “mula”. En el último de los hechos había sido enviada desde Tucumán con una mochila con 5 kilos de marihuana y debido a que el destinatario no estaba en la Terminal de Ómnibus decidió denunciar los abusos sexuales y las amenazas sufridas. Se dirigió a la Unidad Judicial N° 1 en donde además entregó la marihuana. “Yo fui a denunciar la violación, las amenazas. Dejé esa droga porque cuando llegué a la Terminal no había nadie”, relató JR. 

No le fue sencillo realizar la denuncia. El hecho de que sus captores pudieran llegar a contactarla nuevamente la frenaba a presentarse ante la Justicia. “No quería denunciar porque tenía miedo”, relató. “Me atendieron los de Drogas (Peligrosas) que me dijeron que me quede tranquila, que les entregue las cosas”, comentó.  Lo que sucedió posteriormente con la droga es un misterio.

No hay registro de esas actuaciones.

Ella intentó reanudar su vida, pero una vez más se cruzó con Elsa Hidalgo, la vecina que la había llevado engañada a Tucumán.

Fue en ocasión que asistía a los encuentros del programa "Ellas hacen" que volvió a cruzarse con Hidalgo, quien junto a otra persona la amenazaron para que vuelva a "trabajar" con ellos si no le harían daño a sus hijas.

Nuevamente fue utilizada como "mula" y en un procedimiento realizado en Fray Mamerto Esquiú fue sorprendida por la policía. JR estaba junto a una de sus hijas cuando se produjo la detención y aporta un dato particular: "El policía que en el 2013 me recibe la denuncia  y me recibe la droga, en el 2016 me halla con la droga y me mete presa", dijo.

La abogada Silvia Barrientos se constituyó como defensora de la joven y efectuó las denuncias por los abusos sexuales y amenazas en la Justicia Provincial, pero declinaron competencia y se giraron las actuaciones a la Fiscalía Federal para que investigue la trata de personas.

Existe un expediente que se tramita en Tucumán y en el que JR se constituyó como querellante e Hildago es una de las sospechosas.

"Hemos demostrado que cuando había entregado drogas y balas se cajonearon las denuncias, hubo inhibición de fiscales, pasó a la Justicia Federal, se perdió el expediente, apareció muchos años más tarde", enumera Barrientos.

"Estoy un poco incómoda y con parte de miedo porque no están presos todo los que tienen que estarlo", manifestó la joven víctima.

La causa
Luego de que fuera sobreseída por el Tribunal Federal, se debe designar a nuevos jueces para que intervengan en el juicio contra Hidalgo y otros por transporte, y por tenencia de estupefacientes con fines de comercialización.n

Otras Noticias