juicio contra la "narcobanda vip"

Severas críticas a la investigación en el final de los alegatos

Hoy los cinco imputados tendrán la última palabra. Luego los jueces del Tribunal Federal darán a conocer el veredicto.
miércoles, 5 de mayo de 2021 · 01:04

Tras una jornada que se extendió durante cinco horas finalizaron ayer en la sala de audiencias del Tribunal Oral Federal (TOF) los alegatos en el juicio contra la “Narcobanda VIP”. Hoy está previsto que los cinco imputados tengan la última palabra y el tribunal dé a conocer el veredicto.

En la audiencia del lunes, el fiscal Rafael Vehils Ruiz había realizado penas de hasta diez años de prisión para los acusados. Solamente la defensa de Pablo Rivera había podido alegar y tras lanzar severos cuestionamientos a la investigación pidió la absolución por el beneficio de la duda para el abogado.
Ayer la tónica fue igual. Las críticas de los defensores estuvieron centradas en las escuchas telefónicas llevadas adelante por la Dirección de Asistencia Judicial en Delitos Complejos y Crimen Organizado en la Investigación Criminal (Dajudeco) previa solicitud de la Agrupación VIII de Gendarmería Nacional. Pedro Vélez y Ramón Robledo, abogados de Varela Cano y Tassart –coimputados con Rivera– detallaron que es irregular el acta en la que se solicitaron las escuchas porque no llevaba la firma del juez federal Miguel Ángel Contreras, sino de quien era secretario en ese entonces, José Labid Morcos. Ambos letrados manifestaron que ese procedimiento inicial fue el que alumbró el resto de las actuaciones que se llevaron a cabo en la causa y que tuvo como resultado los allanamientos y detenciones en abril de 2018.

Según la investigación, una fuente confidencial había señalado a Tassart y a Hernán Burgos por presunta venta de drogas, lo que dio inicio a las primeras actuaciones en la causa. Los primeros teléfonos en ser intervenidos fueron los de los dos jóvenes.
“Solicito la nulidad de las intervenciones ilegales de teléfonos entre el 27 de febrero hasta el 21 de marzo del 2018. Y todos los actos que son sus consecuencias”, señaló Vélez y añadió que “a Tassart y Burgos los escuchaban ilegalmente y termina desembocando en todo”.

El letrado denunció ante el Tribunal que gran parte de los cds con las escuchas telefónicas fueron extraviadas. "Ni el fiscal, ni el juez pudieron escucharlas porque esos cds desaparecieron", manifestó.
Finalmente pidió que Varela Cano sea absuelto y en el caso de que lo condenen sea por tenencia para consumo o tenencia simple. “La Justicia fue la que obstaculizó el descubrimiento de la verdad”, manifestó Vélez. Robledo, por su parte, señaló que “a partir de esta directiva la prevención obtiene pruebas por vía ilegítima, a través de intervenciones realizadas por Gendarmería Nacional. Se encuentra expresamente reconocido en las constancias de la investigación labradas en el expediente, trayendo como consecuencia la contaminación de todo este proceso”.

“No existía otra línea de investigación que permitiera arribar a este resultado que se llegó a partir de esta resolución. No se habían producido requisas, ni allanamientos” además dijo que no se pudo acreditar que Tassart comercializara.
Pidió la absolución por el delito que llega acusado y que si lo condenan sea por tenencia para consumo o tenencia simple. 
Las defensas de Molina Gardel y Burgos, a cargo de Leonardo Berber y el defensor público oficial Hugo Visozo, solicitaron la suspensión del juicio a prueba. Burgos ofreció $15.000 y realizar trabajos comunitarios en una parroquia.
En los alegatos del lunes, Vehils ruiz pidió 10 años de prisión para Rivera, 7 años para Tassart, 6 años para Varela Cano y 3 años de prisión en suspenso para Molina Gardel y Burgos, quienes son considerados partícipes secundarios.

Otras Noticias