carta de la víctima de renato rasguido

"Me callé dos años por miedo y amenazas por parte del cura"

El joven ahora tiene 22 años y publicó un escrito en Facebook. La defensa de Rasguido apeló la elevación a juicio.
miércoles, 5 de mayo de 2021 · 01:05

Tras la condena contra el sacerdote Juan de Dios Gutiérrez surgen en el debate los otros dos casos de abusos sexuales eclesiásticos en la provincia: los que tienen como imputados a Renato Rasguido y Moisés Pachado.

El día de la condena de 12 años contra Gutiérrez, el denunciante y víctima de Rasguido publicó una extensa carta en la que por primera vez se refirió a los hechos ocurridos hace casi diez años en la ciudad de Andalgalá. El religioso está imputado por cuatro abusos sexuales y la causa aún no tiene la elevación a juicio confirmada.

El joven, que autorizó a este diario para publicar fragmentos de su texto, tiene 22 años y sigue su vida en “La Perla del Oeste”.
En el comienzo comentó que se instaló con sus padres en Andalgalá hace años “para vivir en la tranquilidad y paz, en la cual solamente la encontré hasta el 2012 cuando empezó mi calvario, sufrimiento, dolor, pesadilla”.

“Me refiero al abuso sexual que he vivido del 'diablo vestido con sotana'” dijo en alusión a Rasguido. Señaló que comenzó a tomar clases de Catecismo y que participó del grupo juvenil de la parroquia andalgalense San Francisco de Asís.
“En mayo del 2012 yo solo tenía 13 años y sufrí de abuso por parte de esa mierda, que me arruinó mi vida. Pasé por muchas cosas que hoy no se las deseo a nadie. Me callé durante 2 años por miedo, vergüenza y amenazas por parte del cura”, escribió.

El caso del joven fue conocido por su familia tras un lamentable suceso. Un día un familiar lo salvó de un intento de suicidio y ese episodio fue una bisagra que lo llevó, junto a su madre, a hacer la denuncia penal contra el sacerdote. Las presentaciones ingresaron en la Fiscalía de la Segunda Circunscripción Judicial y luego Rasguido fue imputado pero nunca estuvo detenido.  En la indagatoria se abstuvo de prestar declaración.

Alivio y fuerza
“Llevo 8 años de lucha para que se haga justicia como se hizo hoy con mi gran amiga, compañera, hermana Agustina, que en 2015 vivió lo que viví yo” y recordó haber viajado en una moto prestada junto a su madre hasta Belén para conocerla. “Me fui con fe y ganas de conocerla para que juntos luchemos por justicia y desde entonces hasta hoy no bajaremos los brazos junto a otra compañera, Ingrid”. Ingrid es la denunciante de Moisés Pachado.

“Hoy pierdo ese miedo, vergüenza hacia la sociedad de Andalgalá que tanto me juzgó, se me burló y muchas cosas más”, relató.
“Escribo con lágrimas en los ojos pero quiero que se haga justicia no solo por mí, por todos esos chicos, chicas, adultos que sufrieron los mismos abusos, no solo soy yo” escribió y finalizó agradeciendo a la víctima de Gutiérrez. “Gracias por hoy enseñarme y darme la esperanza de que sí hay justicia”.

Apelaron la elevación a juicio
Rasguido está imputado por dos hechos de "abuso sexual simple agravado por ser ministro de un culto religioso en concurso ideal con corrupción de menores", y dos hechos de "abuso sexual con acceso carnal agravado por ser ministro de un culto religioso en concurso ideal con corrupción de menores".

La causa fue elevada a juicio en tres oportunidades. La última fue en marzo en ocasión que la fiscal de Andalgalá Marta Nieva firmara el requerimiento de citación a juicio.
Debido a que el juez de Control de Garantías titular, José Rodolfo Cecenarro, fue recusado por un planteo de la fiscalía, fue asignado como subrogante el conjuez Daniel Farroni, quien no hizo lugar a la oposición de citación a juicio presentado por la defensa del sacerdote que, tras esta resolución, presentó un recurso de apelación.

Otras Noticias