TAMBIÉN TENÍA MARIHUANA ENTERRADA EN SU PATIO

Le encontraron droga en un pañal y le dieron prisión domiciliaria

En el Tribunal Oral Federal una mujer, madre de varios niños, fue condenada a cuatro años de prisión.
miércoles, 08 de agosto de 2018 · 04:07

En el Tribunal Oral Federal (TOF) se desarrolló un debate abreviado. Selva Beatriz Chasampi (39) fue condenada a cuatro años de prisión domiciliaria. Estaba imputada por el delito de “tenencia de estupefacientes para la comercialización” y tras reconocer el hecho, su abogado defensor, Sergio Guillamondegui y el fiscal Rafael Vehils Ruiz, acordaron la pena. 


El juez federal, Juan Carlos Reynaga, en su veredicto dispuso la pena de cuatro años de prisión, de cumplimiento domiciliario. Según se indicó, la mujer es madre de seis niños pequeños y se encuentran en una situación de vulnerabilidad. 


De acuerdo con fuentes consultadas, el 31 de octubre de 2015, se realizó un operativo en su casa, en el barrio Virgen Niñas, en inmediaciones del Cementerio Municipal, en la zona sur de la Capital. En el procedimiento le habían encontrado, ocultos en un pañal, 17 envoltorios de marihuana, cannabis sativa. La droga estaba envuelta en una cinta de “peligro”.


El operativo no terminó ahí. Con ayuda de un perro adiestrado, el personal policial que intervino encontró, en el patio de su casa, 117 gramos de marihuana. Los efectivos también incautaron elementos de corte y $170 en billetes de baja denominación. Por el procedimiento, quedó detenida Chasampi a disposición de la Justicia Federal. Sin embargo, por tratarse de una madre de varios niños pequeños, quienes estaban a su cargo, se le concedió este beneficio de la prisión domiciliaria. 

Vulnerables 
Al respecto, el juez Federal Juan Carlos Reynaga, en otra oportunidad, sobre la situación de las mujeres privadas de la libertad por las drogas, había advertido que, en ocasiones, ellas suelen ser utilizadas por sus familiares para cometer el delito de narcomenudeo. 


“Siempre están metidas con alguien más. Hay de todos. Los partícipes de los hechos siempre son familiares, por lo general. No hay casos de una mujer que venda sola; siempre es con el marido o la pareja, el hermano o el padre. Así es siempre”, remarcó.


Como algunas mujeres son madres de niños pequeños o con discapacidad (o ambos casos) o se encuentran enfermas, pueden verse beneficiadas con la prisión domiciliaria. En cuanto al delito, destacó que las mujeres suelen formar parte de los eslabones más débiles. “La pena generalmente para la tenencia de estupefacientes con fines de comercialización arranca en cuatro años”, detalló.


Según Reynaga, en la mayoría de las causas, en la que una mujer se ve involucrada, son ‘primarias’ es decir, se trató de la primera vez que una mujer se dedicaba a la venta de droga.

 

DOMICILIARIA

En septiembre del año pasado, una joven, de 34 años, dos veces viuda, fue condenada por el TOF a cuatro años de prisión, de cumplimiento domiciliario. En diciembre de 2015, la madre de tres niños de seis a 13 años, se convirtió en viuda por segunda vez. Su primera pareja, padre de su hijo mayor, había fallecido en un siniestro vial hacía más de 10 años. Luego volvió a formar pareja y tuvo dos hijos más. Tenía una vida de ama de casa y un marido que mantenía el hogar. A finales del 2015, su pareja tuvo un infarto mientras conducía su vehículo y murió. 


Su situación era precaria y le ofrecieron que vendiera droga. El 3 de febrero de 2016, a dos meses de haber quedado viuda y tras un operativo policial, en un allanamiento realizado en su casa, en Tinogasta, encontraron 221 gramos de marihuana y $5.100. 

Otras Noticias