La agresora y su hija menor fueron atacadas por un can

Vecina apuñalada tras pelea por un perro se recupera en el hospital

Recibió dos heridas punzantes en el abdomen. Debió ser operada en el San Juan Bautista, donde se encuentra internada en observación.
sábado, 7 de julio de 2018 · 04:10

Una sangrienta reyerta tuvo lugar la noche del jueves en el barrio 100 viviendas sur licitación 92/07, tras la cual Rosa Zamorano (36), terminó herida de gravedad en el abdomen, al tiempo que su agresora de apellido Maturano (26) fue aprehendida y alojada en sede policial. 


Según fuentes policiales, en un primer momento Zamorano fue atendida en el mini hospital Carlos Bravo –ubicado en el sur de la Ciudad-, pero por la gravedad de las lesiones los facultativos dispusieron su derivación al Hospital San Juan Bautista donde fue intervenida quirúrgicamente. 


Desde su entorno familiar informaron que si bien se temió por su vida, en la tarde de ayer había experimentado una “notable mejoría” por lo que quedó internada en recuperación, en el área de terapia intermedia de la Guardia del nosocomio. 


En diálogo con El Ancasti, vecinos de la mujer herida brindaron su testimonio que permitieron conocer detalles de las circunstancias previas a la pelea, y de la lucha misma. 


"En la casa de Rosa (Zamorano) vive un perro grande de la calle, al que ella le da de comer y cuida. Pero a veces el animal ataca a la gente que pasa por la vereda y ya hubo casos de personas que fueron mordidas en sus piernas", relató una vecina, recordando el caso de su amiga Lía Quiroga, quien debió someterse a cirugías tras las lesiones causadas por el can.


En coincidencia con otros pobladores, explicó que el jueves a la noche, Maturano –con domicilio a unas cuatro cuadras del lugar-, "vino a visitar a su hermana que vive a la vuelta de la casa de Rosa, a pedirle unas ollas y elementos de cocina (entre los que habría ido el cuchillo tipo tramontina utilizado para herir), porque días atrás le entraron a robar y le llevaron todo". 


Aseguraron que la pelea ocurrió cuando Maturano y su hija regresaban a su domicilio con los elementos de cocina que le habían prestado, y que al pasar por la vereda de la casa de Zamorano, el perro las atacó. 


Sostuvieron que tras recriminarle a la dueña de inmueble el proceder del can, comenzaron a pelearse en un jardín del domicilio -que no tiene cerramiento perimetral-, y que fue entonces cuando la agresora ( Maturano) le asestó dos puntazos en el abdomen a Zamorano, dejándola mal herida. Pero en este punto hubo disidencias en los relatos, ya que mientras algunos indicaron que Zamorano junto a su madre y una cuñada atacaron a Maturano, otros sostuvieron que Maturano se abalanzó sobre Zamorano. 


Finalmente, Maturano fue trasladada a la comisaría de la Mujer y el Menor, donde quedó a disposición de la Unidad Fiscal Penal Nº4, a cargo de Carlos Walther.

 

Está estable el hombre que fue agredido por su hijo 

El hombre, de 67 años, que fuera herido, con un cuchillo en un ojo, por su hijo el jueves a la tarde en el barrio Santa Marta, continúa internado en el Hospital de Urgencias y si bien desde su entorno familiar informaron que su estado de salud es "estable", continúa en observación por la gravedad de las lesiones recibidas en el rostro, tórax y cuello.  


Se pudo conocer que el hombre no realizó la denuncia penal contra el muchacho de 22 años, quien según fuentes judiciales padece un grado agudo de esquizofrenia, y que en su lugar, la justicia debió actuar de oficio. 


Además, fuentes judiciales informaron que en la jornada de ayer tomó intervención personal del área de Salud Mental del Hospital de Urgencias, quienes quedaron a cargo del joven. 


Otras fuentes vinculadas al caso señalaron que desde la Fiscalía de Instrucción N°4, a cargo de Carlos Exequiel Walter, se solicitó a la Policía la planilla de antecedentes del agresor, al tiempo que se dispuso la toma de testimonio del entorno familiar y vecinos.