EN SEPTIEMBRE DE 2015 SE LABRARON LOS PRIMEROS OFICIOS

Sin avances en la investigación de un presunto abuso en Recreo

Desde el Hospital Liborio Forte se informó que una niña de 12 años había dado a luz.
miércoles, 4 de abril de 2018 · 04:03

Desde hace más de tres años la comunidad de Recreo, departamento La Paz, es testigo de una situación que causa preocupación. En septiembre de 2015, una niña de 12 años (por entonces) había dado a luz un bebé. En su momento se informó a las autoridades de la Fiscalía de Instrucción de la Sexta Circunscripción Judicial. Hoy la chica tiene 15 años y la investigación se encuentra, como desde el principio. No hubo avances

De acuerdo con información a la que accedió este diario, desde la Fiscalía se habían pedido oficios, con fecha del 15 de septiembre de 2015, a las autoridades del Hospital Liborio Forte de esa localidad sobre una niña de 12 años, de quien se sospechaba que podía haber sido víctima de abuso sexual infantil. Al día siguiente, es decir, el 16 de septiembre, desde este nosocomio se informó que la nena había sido derivada, junto con su madre, a la Maternidad Provincial 25 de Mayo de la Capital. Junto con la respuesta se envió copia de la historia clínica de la pequeña paciente.

Fuentes consultadas por El Ancasti indicaron que si bien en la Fiscalía de Recreo había llegado un oficio, la madre de la nena no denunció. Según la mamá de esta niña, su hija de 12 años había comenzado una relación con un chico a quien no pudo identificar pero que era menor; se trataba de un ‘noviecito’ a quien solo había visto una vez y por esta relación la niña quedó embarazada. 
Tras esta declaración de la madre y las primeras indagaciones no se advirtieron indicios de que la chica estuviera bajo amenaza. No obstante, se remarcó que si la niña vuelve a hablar al respecto se puede revertir la situación.

Al mismo tiempo se aclaró que se trabajó en una causa paralela que afecta directamente a la familia de esta nena, quien desde hace años ocupa de manera ilegítima una propiedad. La niña vive con su familia en una casa usurpada y aunque se habría iniciado una causa civil, ningún organismo oficial dio una respuesta por esta niña ni por sus hermanitos más pequeños. Se trata de una familia de dos adultos con ocho niños que vivirían en condición de hacinamiento en una precaria vivienda.

Sin embargo, la comunidad recreína no está conforme y pide una investigación. Vecinos se acercaron a El Ancasti para pedir que el caso salga a luz. Fuentes consultadas señalaron al padrastro de la nena como el presunto autor de este abuso. Según contaron, los mismos vecinos en más de una oportunidad debieron ayudar a estos chicos. A la situación de hacinamiento y de precariedad, se sumarían otros malestares; algunos vecinos comentaron que los chicos no estarían asistiendo a clases regularmente. Al mismo tiempo, cuestionaron a la asesora de Menores, Jorgelina Sobh, por no haber actuado en su momento. Al margen del oficio remitido desde el hospital recreíno sobre el parto de esta niña, esta misma pequeña junto con sus hermanos se habrían encontrado en una situación de vulnerabilidad. Al tratarse de una nena de 12 años, no hay consentimiento por parte de ella. Su condición de niña la pone en una situación de vulnerabilidad, que la expone para ser manipulable.

Encaja con un posible abuso sexual infantil y la mayoría de estas agresiones tienen que ver con ámbitos privados y, generalmente, son intrafamiliares. “Existen más posibilidades de que el agresor esté dentro del grupo familiar”, explicaron los profesionales. Es decir, este tipo de abuso puede ser cometido por el padre, abuelo, hermano, tío, sobrino, hermanastros –en casos intrafamiliares- o por alguien que no comparte el hogar ni la familia –extrafamiliar-.

Otras Noticias