martes 18 de junio de 2024
Tras un robo de elementos de la comuna

Intendente de El Alto ayudó a “atrapar” a los ladrones

Ariel Ojeda dijo que se conmovió porque los delincuentes son de una familia necesitada de Tapso.

Por Redacción El Ancasti

Un hecho sin precedentes se registró el miércoles en horas de la mañana. El intendente de la localidad de El Alto, del departamento Santa Rosa, utilizó su "olfato” para sindicar a tres sujetos como los autores del hurto de una batería adquirida por la comuna para el funcionamiento de una motoniveladora. 

Con su ayuda, la policía pudo a atrapar a los hombres, quienes efectivamente llevaban el elemento sustraído en su camioneta, y los detuvo poniéndolos a disposición de la justicia.

En diálogo con EL ANCASTI, Ariel Ojeda explicó que esa mañana había llegado muy temprano con dos baterías para poder hacer funcionar la máquina con la que arreglan y emparejan caminos comunales. 

Las mismas, que están valuadas en unos 3000 pesos cada una, las llevaba en el interior de la caja de su camioneta, pero en un descuido una de éstas desapareció.

Horas después, tres sujetos, que él reconoce como oriundos de la localidad de Tapso, se le acercan y le piden dinero, como otras veces hicieron ya que se trataría de miembros de una familia numerosa que no cuentan con un trabajo estable. También le habrían solicitado 5 bolsas de cemento para poder construir, situación que no les fue negada.

Atando cabos, el intendente dudó de la presencia de los individuos ya que unas semanas antes les había entregado hierros para la construcción y luego le comunicaron que los habrían vendido. 

Así, comunicó sus dudas a la policía de la zona. Los uniformados, en tanto, siguieron la camioneta en la que se trasladaban los individuos, un vehículo Fiat modelo 125, y al detenerlos descubrieron que detrás de los asientos llevaban la batería faltante. 

Así, los detuvieron y los llevaron a la comisaría.

Lamentó

Ojeda, pese a la colaboración valiosa que tuvo, no se mostró satisfecho. Es que, según explicó, conoce de las necesidades de la familia que convive hacinada en un rancho ubicado a unos 10 kilómetros de su comuna. 

"Es gente que necesita, me duele lo que pasó. Incluso les estoy haciendo llegar la comida a la comisaría. No obstante, sé que cometieron un delito  y no puedo levantar la denuncia porque tienen que aprehender la lección”, aseguró.En tanto y según se pudo saber, los tres hombre de entre 60 y 25 años de edad, serían imputados por el delito de hurto en grado de tentativa ya que no solo no ejercieron fuerzas sobre las cosas sino que tampoco alcanzaron a utilizar el bien sustraído. 
Sin antecedentes penales computables, se trataría de un delito excarcelable.



Seguí leyendo

Te Puede Interesar