ricardo lorenzetti, juez de la corte

"La Corte seguirá en la misma línea, mantendremos los ideales de Argibay"

El titular del máximo tribunal de Justicia despidió a su colega en el Palacio de Tribunales. 'La Corte ha pasado situaciones difíciles, pero se hizo fuerte gracias a la unidad que teníamos. Ella fue un factor fundamental', recordó
domingo, 11 de mayo de 2014 · 11:49
Familiares, amigos y colegas dieron el último adiós a la jueza Carmen Argibay en el Palacio de Tribunales. El acto central estuvo encabezado este domingo por el titular de la Corte Suprema de Justicia, Ricardo Lorenzetti, quien despidió a su compañera y prometió que mantendrán sus principios y valores.

"Carmen no es sólo Carmen, es un conjunto de principios morales y de políticas de Estado. En estos momentos, lo importante es recordar que en las instituciones estamos transitoriamente. No dependen de nosotros. Le damos todo lo que podemos. A veces, como es su caso, las instituciones nos devuelven mucho", destacó en el discurso que dio en el hall de Tribunales.

Lorenzetti recordó el rol fundamental que la primera jueza en la historia del máximo tribunal de Justicia tuvo para mantener la unidad entre sus integrantes: "La Corte Suprema ha pasado muchas situaciones difíciles, pero se hizo fuerte gracias a la unidad que teníamos. Ella fue un factor fundamental".

En el acto de despedida hablaron también su colega Elena Highton de Nolasco, quien destacó el rol de su compañera a nivel internacional como impulsora de los derechos de la mujer, y el titular de la Asociación de Magistrado, Luis Cabral.

Minutos antes, cuando ingresaba al Palacio, el magistrado se detuvo a hablar unos minutos con la prensa. "Vamos a tratar de que los ideales de Carmen sigan", prometió. La intención es mantener el trabajo que su colega realizó en la Oficina de la Mujer y el Cuerpo Médico Forense.
Según lo acordado en 2006, el máximo tribunal de Justicia no sumará otro integrante para reemplazar a Argibay, sino que funcionará con seis miembros. Pero Lorenzetti anticipó que eso no habrá de cambiar las cosas. "La Corte seguirá en la misma línea, lo que importa son los principios y no las personas", señaló.

Llegado el caso de que el tribunal no logre los cuatro votos necesarios para sacar un fallo, podrá sumarse uno de los cuestionados conjueces propuestos por el gobierno nacional para destrabar la sentencia.

Pero esa posibilidad no durará mucho: el juez Eugenio Raúl Zaffaroni se comprometió a que en 2015, cuando cumpla los 75 años, dará un paso al costado y dejará su puesto en el tribunal. La Corte quedará entonces conformada por los cinco miembros acordados en 2006.

Otras Noticias