viernes 20 de mayo de 2022

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE

Policía catamarqueño muere en un accidente

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
8 de septiembre de 2006 - 00:00
Un policía catamarqueño murió el miércoles al mediodía en un fatal accidente de tránsito ocurrido en una ruta de Santiago del Estero, al chocar la motocicleta en la que iba viajando rumbo a la provincia de Entre Ríos, con otra moto en la que iba un hombre cargando una bolsa de maíz.

Se trata de Luis Conrado Bulacio, de 57 años, y quien era sargento retirado de la Policía Federal, donde había prestado servicios por más de 23 años. El hombre había nacido en la localidad de Londres, departamento Belén, y ahora se había radicado en el barrio Alem de esta Capital.

De acuerdo con la información policial, todo ocurrió alrededor de las 12 del miércoles, en la localidad de Pampa Múyoj, por la ruta Nº 64. En dirección este-oeste se desplazaba el policía al mando de una motocicleta Kawasaki Vulcan de 750 CC y matrícula 766-BKX, con la intención de llegar a Santiago del Estero para encontrarse con unos amigos y viajar con ellos hacia Diamante, en Entre Ríos, para un encuentro internacional de "motoqueros".

En un lugar conocido como "curva de la muerte" y por cuestiones que se tratan de establecer, Bulacio chocó de frente contra una motocicleta Zanella 150 CC en la que iba Javier Alcides Pallares (22), quien iba cargando una bolsa de maíz de 40 kilogramos.

El impacto fue de tal violencia que las motocicletas terminaron incendiándose parcialmente y tanto Bulacio como Pallares murieron en el acto por las heridas que recibieron, pese a que el policía llevaba colocado el casco.

En el lugar trabajaron efectivos de la comisaría Décima de la capital santiagueña, mientras que tomó intervención en el caso el juez del Crimen de Primera Nominación, Gustavo Herrera. Tras realizar las autopsias a ambos cuerpos, fueron entregados a sus familiares y en el caso de Bulacio, su familia le dio sepultura ayer en horas de la tarde, en un cementerio parque ubicado en la ruta Nº 1, camino a Las Pirquitas.

En diálogo con este diario, allegados de la familia de Bulacio manifestaron que el hombre viajaba todos los años para el encuentro de motoqueros y que tenía intención de encontrarse con unos amigos santiagueños para que le afinaran la motocicleta. En la moto llevaba también el equipaje, elementos para acampar, cámara de fotos y una filmadora para registrar la fiesta en Diamante.
Seguí leyendo

Te Puede Interesar