sábado 15 de enero de 2022

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE

No quieren a Varela en una causa

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
30 de septiembre de 2006 - 00:00
Integrantes de la agrupación de Familiares de Víctimas de Accidentes de Tránsito en Catamarca (FAVIATCA) realizaron ayer una ruidosa manifestación frente a la Corte de Justicia de la provincia para repudiar la decisión de ese tribunal de rechazar la recusación del juez Luis Mario Varela en el juicio contra Juan Cruz Ávalos.

Justamente la manifestación fue encabezada por el padre de Daniel Romero, el joven que falleció trágicamente en un accidente que causó en una actitud negligente el joven Ávalos, al pretender girar sin previo aviso hacia la izquierda, mientras transitaba por avenida Hipólito Yrigoyen.

De la marcha participaron entre otros familiares de Tamara Ocampo, de Florencia Torres, de Julio César Sánchez y de Elba del Rosario Sedán, ésta última atropellada en Tinogasta por un conductor en estado de ebriedad.

Uno de los oradores fue el odontólogo Julio César Sánchez Reinoso, quien fustigó duramente a los miembros de la Corte de Justicia y pidió literalmente “que se vayan”, porque “no son aptos para ocupar esos cargos”.

“Esta justicia no sirve, no son idóneos ellos para los cargos que ostentan, que se vayan”, dijo Sánchez Reinoso, que advirtió que “no vamos a permitir que Varela sea el juez en este caso, cueste lo que cueste, sudor, sangre o muerte”.

La polémica que fue el eje de la marcha de ayer es la decisión de la Corte de Justicia de no aceptar el recurso de recusación que presentó la querella particular ejercida por el abogado Oscar Romero en contra de Luis Varela, al sostener que existía “violencia moral” entre la querella y el magistrado que debe realizar el juicio oral y público contra Juan Cruz Ávalos.

El trágico accidente ocurrió el 21 de septiembre del año pasado en la avenida Hipólito Yrigoyen al 1.400. La víctima conducía una motocicleta Yamaha Crypton de sur a norte cuando delante de él, sin poner la luz de giro, un automóvil Fiat Duna rojo comenzó a doblar hacia la izquierda para ingresar al lavadero “Rapac”.

La maniobra tomó por sorpresa a Romero, que no pudo evitar el impacto contra el costado del automóvil. El joven fue despedido de la moto y al golpear su cabeza contra el pavimento murió en forma instantánea.

Cuando la causa fue elevada a juicio cayó en el Juzgado Correccional Nº 2, a cargo de Luis Varela. De inmediato, los querellantes recusaron al magistrado, pero como éste se opuso, la decisión final quedó en manos de la Corte. Los manifestantes anunciaron que el viernes que viene volverán a marchar, esta vez frente a Casa de Gobierno.

Temas
Seguí leyendo
LO QUE SE LEE AHORA
Atención. Hospital San Juan.

Te Puede Interesar