viernes 21 de enero de 2022

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE

Juez y fiscal denunciaron las amenazas en la justicia

Moreno aseguró que continuará con el trámite de las causas normalmente. Reynoso informó a sus superiores. Hubo numerosas muestras de solidaridad y repudio hacia las intimidaciones.

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
30 de septiembre de 2006 - 00:00
El juez y el fiscal federal, Ricardo Moreno y Santos Reynoso, denunciaron ayer las amenazas en su contra e informaron de lo sucedido a sus superiores, al tiempo que desde distintas fuerzas de seguridad se reforzaron las medidas de custodia para preservar la integridad de ambos funcionarios judiciales

Tanto Reynoso como Moreno, recibieron la solidaridad de representantes de organizaciones defensoras de los Derechos Humanos y, particularmente, del consejo directivo del Colegio de Abogados de Catamarca.

Tal como lo publicó ayer en exclusivo este diario, el juez federal y el fiscal federal fueron amenazados, entre el miércoles y ayer, mediante cartas escritas con computadora, enviadas en un sobre que contiene el nombre del destinatario y como remitente se consigna únicamente “III Congreso Internacional de Víctimas del Terrorismo – Barcelona –España”.

Las amenazas forman parte de una serie de intimidaciones que recibieron una decena de funcionarios judiciales y magistrados del fuero federal en distintas provincias, todos abocados a la tramitación de causas por violación a los derechos humanos o delitos de lesa humanidad durante la última dictadura militar.

En las cartas, se “advierte” a los responsables de dichas causas que “la verdadera justicia llegará”, se acusa al gobierno de Néstor Kirchner de “presionar” o “manipular” a los jueces y fiscales que investigan los tormentos y homicidios durante el último gobierno de facto y se anuncia que “esta farsa tendrá su fin en cualquier momento y los que no hayan honrado su cargo de juez, fiscal o defensor deberán rendir cuentas ante un tribunal particularmente imparcial”.

Fuentes ligadas al fiscal Santos Reynoso informaron que éste radicó una denuncia penal en la misma fiscalía, ante el subrogante Víctor Manuel Monti. También informó de lo sucedido al procurador general de la Nación Esteban Righi y al fiscal general de Tucumán, Antonio Gustavo Gómez.

Por su parte, el juez también radicó una denuncia o corrió vistas de lo sucedido a la Fiscalía Penal, aunque seguramente será Monti el que intervenga en la investigación del caso debido a la inhibición casi segura de Reynoso.



Sin presiones

Consultado por este diario, Moreno destacó que en su caso “el que fue amenazado es el tribunal, dado que el sobre llegó a nombre de Pedro Armando Navarro”, el anterior magistrado interino, justamente quien dio inicio a las causas por la desaparición y muerte de varias personas durante la última dictadura militar en Catamarca.

“En siete meses jamás recibí ninguna llamada ni presión de ninguna índole para que priorice la investigación de estas causas. Aquí se continuará normalmente con las investigaciones y tal es así que el lunes próximo tenemos previsto una audiencia para tomar testimonio de la denuncia por los hechos acaecidos en la Capilla del Rosario, en agosto de 1974”.

Una de las causas que tiene en sus manos Moreno es la iniciada a instancias de la CONADEP por la privación ilegítima de la libertad y posterior homicidio de Griselda del Huerto Ponce, Francisco Ponce y Julio Genaro Burgos, todos integrantes de una misma familia, militantes de la Juventud Orera Católica (JOC) que fueron secuestrados por fuerzas paramilitares entre abril y diciembre de 1976. Por ese hecho, hay un coronel del Ejercito, Rodolfo Mujica, en calidad de imputado, sobre quien debe resolverse la situación.
Temas
Seguí leyendo

Te Puede Interesar