domingo 23 de enero de 2022

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE

Citan como imputado al juez Terán

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
22 de septiembre de 2006 - 00:00
TUCUMÁN - El juez federal Felipe Terán -ex juez federal de Catamarca- y el ex subsecretario legal del Ministerio de Economía de la Nación, Osvaldo Siseles, fueron citados a prestar declaración indagatoria por presuntas irregularidades en un reclamo judicial contra el Estado nacional por títulos públicos.

Mario Racedo, a cargo del juzgado federal número dos de Tucumán, convocó a Terán y a Siseles para que presten declaración indagatoria el 9 y el 4 de octubre, respectivamente, por ser presuntos partícipes de una tentativa de defraudación, además de haber incumplido supuestamente los deberes de funcionario.

Asimismo, el juez subrogante citó para el lunes a Yolanda Borquez y a Cristina Atim, madre e hija, respectivamente, por ser supuestas autora y coautora; y para el martes y miércoles, a los abogados Daniel Martín y Alfredo Ducca, respectivamente, imputados de presunta participación en el hecho investigado.

Racedo hizo lugar al requerimiento del fiscal federal Carlos Brito, quien abrió la investigación porque una jubilada (Borquez) reclamó contra el Estado por 620.000 dólares en títulos públicos que, supuestamente, habían sido pesificados tras la declaración de cesación de pagos ("default"), de diciembre de 2001.

No obstante, cuando el juez Terán libró una medida cautelar a favor de Borquez y ordenó al Estado que se abstuviera de pesificar los títulos depositados en la cuenta de la mujer, el Ministerio de Economía de la Nación descubrió que había casi 5 millones de dólares en bonos en la cuenta de la jubilada docente.

El fiscal concluyó que los 620.000 dólares en bonos habían ingresado a la cuenta de la mujer sólo dos días antes de que entablara la demanda contra el Estado (25 de noviembre de 2004) y los otros 4 millones de dólares en títulos el 24 de febrero de 2005, después de que Terán había librado la cautelar.

Brito imputó a Terán haber dictado la medida cautelar a favor de Borquez a partir de una demanda que "no especificaba monto de los títulos, cuyo pago se reclamaba y sin establecer la cantidad de Bontes que poseía la cuenta, dejándola abierta para la incorporación posterior de una mayor cantidad".

Cuando el Ministerio de Economía de la Nación advirtió que en la cuenta de Borquez había 5 millones de dólares, frente a la insistencia de los abogados del Estado -fueron tres las peticiones en tal sentido-, Terán emitió otra resolución mediante la cual dejó sin efecto la orden de pago anterior.

Brito imputó a Siseles no haber observado las falencias en la que habría incurrido la Oficina Nacional de Crédito Público, que había previsto en el expediente de Borquez, "el pago de renta y amortización del capital", cuando la sentencia (de Terán) sólo

preveía la liquidación de la renta.

Las presuntas irregularidades se habrían dado en una decena de causas y no sólo en las que, por títulos públicos pesificados, llevaba Terán, sino también el juez federal número uno, Jorge Parache, actualmente bajo sumario ante la comisión de Acusación

del Consejo de la Magistratura por el mismo tema.

En paralelo a esta causa penal, el lunes comenzarán a declarar en la Capital Federal los testigos citados para las audiencias de debate del proceso de destitución que le siguen al juez Terán suspendido desde el 12 de junio ante el Jurado de Enjuiciamiento.
Temas
Seguí leyendo

Te Puede Interesar